A qué ejercicios afecta la regularización de las autoliquidaciones anteriores respecto a los intereses devueltos por nulidad de la cláusula suelo.

Como ya os adelantamos en el artículo anterior, las cantidades que hayamos recibido como devolución de los intereses que el banco nos haya cobrado por aplicación de una clausula suelo nula, no se incluirán en la base imponible del impuesto, ni tampoco los intereses indemnizatorios relacionados con los mismos.

Si la cantidad devuelta comprende intereses correspondientes a años anteriores a 2017 y los mismos fueron deducidos en declaraciones anteriores, por inversión en vivienda habitual, deducciones por Comunidades Autónomas o gasto deducible, habrá que regularizar dichas declaraciones.

De todo ello os informamos en nuestro artículo anterior.

Hoy nos vamos a ocupar de los EJERCICIOS A LOS QUE AFECTAN ESTAS REGULARIZACIONES.

Distinguiremos según el tipo de deducción y el año de la sentencia, laudo arbitral o acuerdo con la entidad financiera.

1.- En el supuesto de deducción por compra de vivienda habitual o deducciones establecidas por las Comunidades Autónomas:

a.- Sentencia, laudo arbitral o acuerdo del año 2017:

En este caso la regularización se realizará en la declaración del año 2017 (2 de julio de 2018). Los ejercicios que habrá que regularizar serán los de los años 2013, 2014, 2015 y 2016.

Si en la cantidad devuelta hay intereses correspondientes al año 2017 estos no se tendrán en cuenta para aplicar la deducción por vivienda habitual.

b.- Sentencia, laudo arbitral o acuerdo del año 2018:

Se efectuará la regularización en la declaración del año 2018 (abril, mayo y junio de 2019) y afectará a los ejercicios 2014, 2015, 2016 y 2017.

En el supuesto de que la resolución judicial o el acuerdo extrajudicial fuesen anteriores al 2 de julio de 2018, fecha de finalización del plazo de presentación voluntaria de la declaración del año 2017, la parte de los intereses correspondientes al año 2017 no se incluirán como deducción de vivienda habitual.

2.- En el supuesto de haber incluido las cantidades ahora recibidas como gasto deducible en ejercicios anteriores:

a.- Sentencia, laudo arbitral o acuerdo producido desde el 6 de abril de 2017 hasta el 3 de abril de 2018:

Habrá que presentar declaraciones complementarias con carácter general de los ejercicios 2013, 2014, 2015 y 2016, en la declaración del IRPF de 2017.

Si nos devuelven intereses correspondientes al año 2017, no se incluirán como gasto deducible en la declaración de 2017.

b.- Sentencia, laudo arbitral o acuerdo producido después del 3 de abril de 2018:

Se presentarán declaraciones complementarias con carácter general de los ejercicios 2014, 2015, 2016 y 2017, en la declaración del IRPF de 2018 a presentar en el año 2019.

Ahora bien, si la resolución judicial o el acuerdo extrajudicial son posteriores al 3 de abril de 2017 pero anteriores a la fecha de presentación voluntaria de la declaración de 2017, la parte de dinero recibida que corresponda a intereses del año 2017 no se incluirán como gasto deducible y no habrá que realizar declaración complementaria.

¿Qué ocurre si la sentencia o acuerdo es anterior a 2017 y ya hemos rectificado las autoliquidaciones anteriores?

Podremos instar la rectificación de las autoliquidaciones solicitando la devolución de intereses de demora abonados y, en su caso, la modificación de los intereses indemnizatorios declarados como ganancia.

Por último, os recordamos que en el supuesto de amortización de hipoteca no tendremos que regularizar las deducciones a que nos hemos referido.

Es decir, si optamos por que el banco aplique el importe de la devolución a reducir el principal del préstamo en lugar de recibir el dinero en efectivo.

Esta es una materia un tanto compleja. Si tienes alguna duda y quieres asesorarte correctamente para evitar futuras sorpresas, contacta con nosotros y te ayudaremos en todo lo necesario.

Una de las principales dudas que nos plantean nuestros clientes es cómo deben tributar por la cláusula suelo.

Cuando conseguimos recuperar las cantidades que el banco cobró indebidamente por aplicación de la cláusula suelo, es normal plantearse cómo afecta la percepción de este dinero en la declaración del IRPF.

Hoy vamos a ver precisamente cómo declarar la cláusula suelo en la Renta.

Cómo declarar la cláusula suelo en la Renta 2017:

Como regla general, la Ley del IRPF entiende que las cantidades devueltas por las entidades financieras con motivo de los acuerdos alcanzados con éstas (incluyendo intereses) no computan en la base imponible.

Es decir, las cantidades correspondientes a los intereses que el banco nos hubiera cobrado de más por activación del suelo hipotecario y ahora nos devuelve no se incluirán en la base imponible del impuesto, tampoco los intereses indemnizatorios relacionados con los mismos.

Ahora bien, ¿en qué supuestos tendremos que hacer regularizaciones de las declaraciones del IRPF presentadas en ejercicios anteriores?

5 casos en los que tenemos que regularizar las declaraciones del IRPF de ejercicios anteriores:

1.- Deducción por inversión en vivienda habitual o deducciones establecidas por las Comunidades Autónomas:

Cuando en años anteriores hayamos incluido los intereses que habíamos pagado de más al banco que ahora nos devuelve como deducción por inversión en vivienda habitual o deducciones establecidas por las CCAA.

Dentro de este apartado podemos distinguir a su vez tres supuestos:

1.1) Cuando hayas recibido el importe de la devolución en metálico:

Si hemos optado por recibir el importe de la devolución en metálico, debemos hacer una regularización y devolver las deducciones practicadas, pero sin inclusión de intereses de demora.

A estos efectos, si la sentencia, laudo arbitral o el acuerdo con la entidad se hubiese producido en el año 2017, en la Declaración de la Renta 2017 se marcará la casilla 540 y las cantidades a regularizar se incluyen en las casillas 539 y 541, para indicar que se trata de una regularización de la cláusula suelo.

1.2) Las cantidades correspondientes a la cláusula suelo fueron destinadas a reducir el principal del préstamo:

Si acordamos con la entidad financiera que las cantidades se destinen a reducir el principal del préstamo, no habrá que regularizar las deducciones practicadas anteriormente correspondientes a esos importes.

En este caso tampoco tendremos derecho a aplicar la deducción por inversión en vivienda habitual.

1.3) Combinación de las dos anteriores:

Si recibimos parte en metálico y destinamos otra parte a minorar el principal del préstamo, solamente tendremos que regularizar y devolver las deducciones correspondientes al importe recibido en metálico.

2.- Gasto deducible:

Cuando en declaraciones anteriores hayamos incluido los importes ahora recibidos como gasto deducible, presentaremos declaraciones complementarias de los correspondientes ejercicios, quitando los gastos, sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno.

Plazo para presentar las declaraciones complementarias:

El plazo para presentar las declaraciones complementarias será el comprendido entre la fecha de la sentencia, laudo arbitral o acuerdo y la finalización del siguiente plazo de presentación de la declaración de IRPF.

¿Qué ocurre con las cantidades percibidas en concepto de intereses indemnizatorios?

El interés legal del dinero que el banco debe abonarnos como indemnización por el cobro indebido de intereses por aplicación de la cláusula suelo no se incluyen en la declaración de la renta.

Otra cuestión de interés son los EJERCICIOS A LOS QUE AFECTAN ESTAS REGULARIZACIONES.

La regularización sólo se aplicará a los ejercicios respecto de los cuales no hubiera prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria.

Nos podemos encontrar diferentes supuestos según hayamos aplicado los intereses pagados de más, ahora recuperados, a la deducción de vivienda, a deducciones autonómicas o deducción de gastos y del año en que se produzca la sentencia, laudo arbitral o acuerdo.

De todo ello nos ocuparemos en nuestro siguiente artículo.

Si eres uno de los afectados por la cláusula suelo, contacta con nosotros. Te ayudamos en todo lo que necesites. Nuestra larga experiencia en derecho bancario nos avala.