Etiqueta: Créditos al consumo

Ante el gran desembolso de dinero que se avecina, son muchos los ciudadanos que optaremos por financiar gastos navideños.

La mayor parte del gasto se destinará a regalos y alimentación, seguido de viajes y ocio.

Para que las compras navideñas repercutan lo menos posible en nuestra economía y podamos afrontar la temida cuesta de enero con cierta tranquilidad te aconsejamos las siguientes opciones de financiación.

 

¿Cuánto nos vamos a gastar en Navidad?

Si hemos decidido NO invertir una cantidad muy elevada de dinero, las mejores opciones serían las siguientes:

 

1.- ANTICIPO DE NOMINA:

Esta primera opción es gratuita, sin intereses ni comisiones. Ahora bien, veremos reducido nuestro salario a final de mes con el descuento del adelanto.

Este derecho se regula en el Estatuto de los Trabajadores, artículo 29:

El trabajador y, con su autorización, sus representantes legales, tendrán derecho a percibir, sin que llegue el día señalado para el pago, anticipos a cuenta del trabajo ya realizado.

Aun cuando se trata de un derecho, no es una costumbre habitual. Las empresas suelen ser reacias a realizar estos anticipos.

 

¿Existe alguna alternativa para conseguir este adelanto?

Sí, el ANTICIPO CONTANTE.

Funciona como un anticipo de nómina, con ciertas ventajas sobre ésta, como son la inmediatez, privacidad e independencia.

Además podrá ser solicitado, no solo por los trabajadores asalariados, sino también por trabajadores autónomos que no dependen de una nómina fija, pensionistas e incluso desempleados.

Ahora bien, es importante devolverlo con la siguiente nómina o ingreso, ya que en caso contrario los gastos se incrementarán muy rápido.

 

2.- TARJETAS DE CRÉDITO:

Esta es una de las mejores ayudas financieras para hacer nuestras compras de Navidad y efectuar el pago con posterioridad.

Es habitual tener contratada una tarjeta de crédito en el banco donde tenemos domiciliada nuestra nómina o nos ingresan nuestros honorarios.

Será el propio banco el que determine el plazo de devolución de nuestra deuda, si cobra alguna comisión por este pago aplazado y, en su caso, el interés que debemos abonar por dicho aplazamiento.

El uso responsable de las tarjetas de crédito no tiene por qué ser excesivamente caro.

Debemos tener especial cuidado ya que, en caso de incumplimiento de las condiciones o plazos de devolución, las comisiones e intereses pueden llegar a ser bastante elevados.

Una buena opción para distribuir el gasto sin riesgo: es abonar parte de las compras a débito y el retrasar el pago del resto a final de mes o principios del siguiente, ya que las tarjetas bajo la modalidad de pago a final de mes no genera interés de ningún tipo.

 

Advertencia: Actualmente se está aplicando a muchas tarjetas de crédito el llamado sistema “revolving”.

La tarjeta revolving es una especie de híbrido entre la tarjeta de crédito tradicional y un préstamo personal.

Disponemos de una cantidad determinada de dinero, pagamos una cuota mensual con intereses hasta liquidar la deuda, pero sólo pagaremos intereses sobre la cantidad empleada.

Hasta aquí parece fantástico, pero debemos tener en cuenta que estas tarjetas suelen tener unos intereses más altos que los préstamos personales y es muy fácil endeudarse ya que estamos disponiendo de dinero que realmente no es nuestro.

 

3.- TARJETAS DE LAS GRANDES SUPERFICIES.

Durante el periodo navideño, las grandes superficies compiten para atraer a los consumidores a sus terminales de caja.

No solo realizan promociones o descuentos, sino que también ponen a disposición de sus clientes una financiación en sus compras, a pagar en tres meses, sin intereses ni comisiones.

Ahora bien, debemos estar atentos a las comisiones de apertura.

Por ejemplo, El Corte Inglés puso en marcha hace tres años la campaña Anticipo de Navidad” para los clientes con Tarjeta de Compra de El Corte Inglés.

Ofrece a sus clientes unas líneas de crédito especiales por importe de 100, 300, 600, 900 y 1.200 euros para las compras de algunos productos y servicios que se realicen hasta el día 5 de enero. Gastos de gestión en función del importe dispuesto y financiados: desde 1€ hasta un máximo de 12€

El cliente podrá elegir aplazar su pago al 28 de febrero sin intereses o fraccionarlo, a partir de esta fecha, en tres cuotas sin intereses. También se podrá aplazar en seis cuotas, las tres primeras sin intereses y las tres siguientes con intereses.

Si por el contrario, estas Navidades queremos financiar gastos más elevados, debemos decantarnos por:

 

4.- PRESTAMOS PERSONALES

Durante la época navideña, la más consumista del año, las entidades financieras ofrecen productos específicos para hacerla más llevadera.

Estos préstamos están destinados a financiar regalos de coste elevado, como puede ser un coche o un viaje.

La ventaja de estos préstamos es que sus intereses y comisiones son inferiores a los de las tarjetas.

Ahora bien, al contratarse para financiar gastos elevados, el plazo de devolución es a medio-largo plazo. La solución para ahorrar es devolver el dinero en el plazo más corto posible.

Entre los préstamos personales, hay una categoría que tiene una regulación especial: los créditos al consumo, regulados por la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo

La mencionada Ley de 24 de junio de 2011 prevé una ESPECIAL PROTECCIÓN DE LOS CONSUMIDORES, centrándose de forma detallada en la información que el prestamista debe proporcionar al consumidor.

Dedicaremos un artículo a conocer con detalle las singularidades de este tipo de préstamo.

Es muy importante valorar nuestra situación económica y las características y condiciones de estos productos financieros.

 

Si has pensado en financiar gastos navideños este año, contacta con nosotros y analizaremos tu situación y la opción que mejor se adapte a tus necesidades y a tu economía. No gastes más de lo que tienes.