Blog

El Supremo declara nula la hipoteca multidivisa por falta de transparencia

Nuestro Alto Tribunal, mediante Sentencia de 15 de noviembre de 2017, ha declarado la nulidad parcial de una hipoteca multidivisa por falta de transparencia. Esta sentencia adapta su anterior doctrina jurisprudencial a la reciente Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 20 de septiembre de 2017.

¿Qué es una hipoteca multidivisa?

La hipoteca multidivisa es un tipo de préstamo que permite el pago en otra divisa que no sea el Euro (Dólares, Yenes, Francos suizos etc.).

Se trata de un producto de alto riesgo dirigido a clientes con elevados conocimientos financieros. Ello se debe a que las divisas cotizan diariamente y su tipo de cambio respecto al euro evoluciona constantemente.

La fluctuación de la divisa no solo afecta a la cuota, sino también al importe del capital prestado, pudiendo verse aumentado el mismo y elevado el importe a cotizar.

Además, el índice de referencia utilizado, Libor, es casi desconocido para un consumidor sin experiencia financiera.

 

¿Por qué algunos consumidores optaron por este tipo de préstamo hipotecario?

Durante la época del “auge inmobiliario”, muchos clientes aceptaron y firmaron este tipo de hipoteca pensando que pagarían una cuota menor al tener el préstamo en una moneda diferente al euro, habida cuenta el alto nivel en que se situaba el Euribor.

Ahora bien, para personas que carecen de conocimientos financieros esta opción era muy arriesgada ya que no eran conscientes de los verdaderos peligros de la operación.

Las entidades bancarias no les informaban con claridad de los riesgos que suponía suscribir un préstamo en una divisa extranjera y que se exponían a un riesgo de tipo de cambio difícil de asumir en caso de devaluación de la moneda en la que percibían sus ingresos.

En esta situación de fuerte devaluación del euro, los prestatarios han visto aumentar el importe que deben abonar por su hipoteca.

En consecuencia, se iniciaron en España un importante número de  litigios en materia de hipoteca multidivisa.

 

Jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea sobre la hipoteca multidivisa:

 

La citada Sentencia de 20 de septiembre de 2017 del TJUE considera que la cláusula relativa a la opción “multidivisa” forma parte del objeto principal del préstamo, pudiendo examinarse su carácter abusivo por falta de transparencia, con arreglo a la Directiva 93/13 en el caso de que no haya sido objeto de una redacción clara y comprensible.

La doctrina del TJUE estableció los criterios mínimos de transparencia que deben cumplir los bancos para poder comercializar estos créditos.

Las entidades de crédito tienen que explicar detalladamente al cliente las consecuencias que se derivarían de la variación del tipo de cambio y de la subida en los tipos de interés de la divisa del préstamo.

Dicha resolución allana el camino para obtener una resolución favorable al consumidor que no haya sido debidamente informado y establece la posibilidad de que todos los afectados por este producto puedan iniciar una reclamación judicial.

De hecho, varios juzgados españoles venían resolviendo contra la banca en base al pronunciamiento europeo.

 

Cambio de la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo, Sentencia de 15 de noviembre de 2017.

 

Como era de esperar, el Tribunal Supremo ha cambiado el criterio adoptado en su anterior Sentencia de 30 de junio de 2015 para adaptarlo al del TJUE.

El 15 de noviembre 2017 declaró que el préstamo hipotecario en divisas, en concreto la llamada coloquialmente “hipoteca multidivisa”, no es un instrumento financiero regulado por la Ley de Mercado de Valores.

Asimismo, declara que las entidades financieras están sujetas al resto de normas aplicables, como son las de transparencia bancaria. Criterio ya utilizado por nuestro Alto Tribunal cuando declaró la nulidad de la denominada cláusula suelo de los préstamos hipotecarios, en la archiconocida Sentencia de 9 de mayo de 2013.

En esta reciente Sentencia, el Tribunal Supremo manifiesta que un consumidor medio, normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz, puede conocer que las divisas fluctúan y que las cuotas del préstamo denominado en divisa extranjera (pero en el que los pagos efectivos se hacen en euros), pueden variar conforme fluctúe la cotización de la divisa.

Ahora bien, sin la información detallada y precisa, los prestatarios no pueden llegar a conocer que las cuotas periódicas del préstamo pueden incrementarse de manera drástica e incluso adeudar a la entidad bancaria mayor capital que el inicialmente prestado.

 

En el supuesto objeto de recurso, es significativo que la equivalencia en euros del capital prestado, fijado en la escritura de préstamo otorgada el 31 de julio de 2008, fue de 200.755 euros, sin embargo esa cifra ascendía a 404.323,04 euros en agosto de 2012, a pesar de que los prestatarios habían abonado las cuotas de amortización del préstamo, comprensivas de capital e intereses, durante casi cuatro años.

 

Esta cifra supone un 55% de incremento sobre la cuantía inicial.

De ahí que la STJUE de 2017 exija una información adecuada sobre las consecuencias que puede llegar a tener la materialización de este riesgo, sobre todo en los casos en que el consumidor prestatario no perciba sus ingresos en divisa.

 

En palabras del Supremo: “En el caso del recurso, la entidad bancaria no explicó adecuadamente a los prestatarios la naturaleza de los riesgos asociados a las cláusulas relativas a la denominación en divisas del préstamo y su equivalencia con el euro, que es la moneda en que éstos reciben sus ingresos, ni las graves consecuencias asociadas a la materialización de tales riesgos”.

 

Concluye la aludida Sentencia declarando la nulidad parcial del contrato, que supone la eliminación de las referencias a la denominación en divisas del préstamo, que queda como un préstamo concedido en euros y amortizado en euros.

 

 

En conclusión, quienes contrataron la llamada hipoteca multidivisa, deben saber que se han considerado abusivas por falta de transparencia en la contratación y que pueden reclamar la aplicación del Euribor y la devolución de las cantidades pagadas de más.

 

Es aconsejable que los clientes que tengan una hipoteca multidivisa contacten con nuestro bufete para solicitar asesoramiento, somos especialistas en derecho bancario desde hace 25 años.

 

 

Call Now Button