El Tribunal Supremo matiza la doctrina establecida previamente en la Sentencia núm. 323/2015, de 30 de junio, sobre hipoteca multidivisa, declarando el Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo, en Sentencia 608/2017, de 15 de noviembre:

“El préstamo hipotecario en divisas no es un instrumento financiero regulado por la Ley del Mercado de Valores.

Ello no excluye la sujeción de las entidades financieras que conceden estos préstamos a las obligaciones de información que establecen las normas de transparencia bancaria y las de protección de consumidores y usuarios, en los casos en que el prestatario tiene la consideración legal de consumidor”.

¿Cómo se pronuncia la jurisprudencia menor tras la Sentencia del TS de 15 de noviembre de 2017?

A partir de la doctrina establecida en la mencionada Sentencia del Alto Tribunal, las resoluciones judiciales están siendo muy claras y condenan a las entidades bancarias en los supuestos en que la cláusula multidivisa no supera el control de transparencia exigido por la normativa de protección de consumidores y usuarios, y en concreto a la Directiva 93/13/CEE sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores.

Veamos algunas de estas resoluciones:

Sentencias favorables de hipoteca multidivisa:

Sobre falta de transparencia y abusividad de la cláusula multidivisa:

  • Audiencia Provincial de Valladolid, Sección 3ª, Sentencia 49/2018 de 6 de Febrero de 2018.

“…lo verdaderamente relevante a los efectos de la nulidad interesada por la parte demandante consiste en determinar si dicha opción o clausulado multidivisa fue predispuesta por el banco demandado, es decir, no fue objeto de una particular e individualizada negociación con el demandante -prestatario, y si este, en cuanto consumidor medio sin especiales conocimientos financieros, recibió una información previa, veraz, adecuada y suficiente sobre dicho producto a fin de que estos pudiera comprender el alcance y la trascendencia jurídica y económica del mismo, sus riesgos implícitos y las pérdidas que podría conllevar su contratación por las oscilaciones del tipo de interese y cotizaciones de la divisa.

Y en este caso el banco demandado no ha conseguido demostrar ni una cosa ni la otra.

  • Audiencia Provincial de Madrid, Sección 10ª, Sentencia 58/2018 de 9 Febrero de 2018,

“…en modo alguno puede concluirse que se haya facilitado a los clientes la información por escrito necesaria a los prestatarios con carácter previo a la suscripción del préstamo, particularmente, no se les facilitó folleto informativo alguno, ni oferta vinculante, como tampoco se efectuaron simulaciones…”

  • Audiencia Provincial de Toledo, Sección 2ª, Sentencia 101/2018 de 13 Mar. 2018

“…Coincide la Sala con la valoración efectuada por el Juez a quo, de que las cláusulas multidivisa no superan la aplicación del control de trasparencia atendiendo al perfil de la contratante… El standard a exigir en la obligación de transparencia ha de ser muy alto e impone para la validez de determinadas cláusulas dar al consumidor escenarios simulados previsibles favorables y desfavorables además de ofrecer un coste comparativo con otras modalidades de préstamo con garantía hipotecaria, sin que la entidad demandada haya acreditado haber cumplido con este estándar, por lo que, no constando documentalmente acreditado, ….concluyendo que no puede entenderse cumplida la obligación debiendo responder por omisión la entidad demandada/apelante….”
Si deseas conocer más sobre la nulidad de la cláusula multidivisa, consulta nuestro artículo “Cómo saber si una hipoteca multidivisa es nula”.

Sobre la no caducidad ni prescripción de la acción para reclamar la nulidad:

  • Audiencia Provincial de Valladolid, Sección 3ª, Sentencia 78/2018 de 12 Feb. 2018,

“…En definitiva, siendo la acción de nulidad absoluta la efectivamente ejercitada, hemos de concluir que la misma no está sometida a plazo alguno para su ejercicio, por lo que no se le aplica el plazo de caducidad de los cuatro años previsto en el artículo 1301 del CC, más propio de las acciones de anulabilidad de los contratos, entre otras causas por error o vicio del consentimiento…. Esta ausencia de plazo de caducidad es coherente, por otra parte, con el sistema instaurado por la Ley de Condiciones Generales de Contratación, ya que la declaración de nulidad, según los arts. 9 y 10 de la LCGC, de pleno derecho o absoluta… “

  • Audiencia Provincial de Valencia, Sección 9ª, Sentencia 60/2018 de 1 Feb. 2018.

“…Confunde la parte la acción de nulidad de pleno derecho de la estipulación por motivo de su carácter abusivo (art. 83 LGDCyU y art. 6.2 CC, que por su propia naturaleza carece de plazo alguno de caducidad o de prescripción), con la acción de nulidad por vicio de consentimiento que, conforme al art. 1301 CC está sometida a plazo de caducidad de cuatro años (acción a la que se refiere la tan reiterada sentencia del Tribunal Supremo de 12 de enero de 2015 ). La primera es la principalmente ejercitada y la estimada por la sentencia, por lo que es ociosa cualquier referencia a la caducidad…”

Te invitamos a que leas nuestro artículo “Plazo para reclamar la nulidad parcial de la hipoteca multidivisa”.

Sobre la intervención en la escritura del Notario autorizante del préstamo:

  • Audiencia Provincial de Madrid, Sección 11ª, Sentencia 128/2018 de 12 Abr. 2018.

“…Alega BANKINTER que la escritura de préstamo se otorgó ante notario y que contenía información adecuada sobre la naturaleza del préstamo y los riesgos asociados al mismo,… Pero la actuación del fedatario no garantiza la comprensibilidad real ni el control y cumplimiento del esencial deber de facilitar información clara y cumplida, sobre lo que advierte la Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de noviembre de 2017 recogiendo resoluciones anteriores: ” En la sentencia 464/2013, de 8 de septiembre , declaramos que la lectura de la escritura pública y, en su caso, el contraste de las condiciones financieras de la oferta vinculante con la del respectivo préstamo hipotecario, no suplen por sí solos el cumplimiento del deber de transparencia”.

  • Audiencia Provincial de Valencia, Sección 9ª, Sentencia 83/2018 de 6 Feb. 2018.

“…No consta entrega a los prestatarios de oferta vinculante del contrato… Que el fedatario en la escritura mencione que la entidad le ha trasladado la oferta vinculante no significa que Bankinter se la entregase a los prestatarios.”

Consulta nuestro artículo “Intervención notarial en la hipoteca multidivisa”.

Sobre normativa aplicable a la hipoteca multidivisa:

  • Audiencia Provincial de Madrid, Sección 12ª, Sentencia 182/2018 de 10 Mayo 2018

“….CUARTO.- Superado ya el tratamiento de la multidivisa como un derivado financiero (tesis sustentada en la Sentencia del Tribunal Supremo de 30 de junio de 2.015 , y que, raíz de la STJUE de 3 de diciembre de 2.015 (asunto C-312/14 ) habría que considerar fuera de la normativa MIFID, como reconoce ya la Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de noviembre de 2.017 ) serían en todo caso aplicables (tal y como ya señaló la Sentencia de la Sección de la Sección 13ª de esta Audiencia de 12 de septiembre de 2.016 , siguiendo la Sentencia de esa misma Sección de 28 de marzo de 2.016 (Ponente Sr. De Bustos) las siguientes:

  1. La Ley 26/1984, de 19 de julio, para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, en las reformas efectuadas, con anterioridad a la perfección del contrato.
  2. La Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre Condiciones Generales de la Contratación (artículos 1, 2 , 5 , 6 , 7 , 8 y Disposiciones Adicionales Primera y Segunda, que modifican la Ley 26/1984 y la legislación hipotecaria). Aplicación refrendada la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013.
  3. La Ley 26/1988, de 29 de julio, sobre Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito (artículo 48.2 ), modificado por las Leyes 44/2002, de 22 de noviembre y 41/2007, de 7 de febrero (…)
  4. La Orden de 5 de mayo de 1994, sobre transparencia de condiciones de los préstamos hipotecarios, que complementa la de 12 de diciembre de 1989 (…)
    A lo que añadíamos, en nuestra Sentencia de 18 de enero de 2.017, que el hilo conductor de todas esas disposiciones, es sin duda, la Directiva 93/13, respecto de la cual la propia Sentencia del Tribunal Europeo de 3 de diciembre de 2.015 recuerda su aplicabilidad al caso (parágrafo 48).
    Y, en fin, aunque no existiera tan específica normativa, aun juzgando el comportamiento esperable de las partes desde la perspectiva de la lealtad, ínsita en el deber de buena fe ( artículo 7 del Código Civil ), sería exigible el deber de información….”

Son muchas las resoluciones judiciales que han adoptado su criterio a la doctrina establecida en la reiterada Sentencia del TS de 15 de noviembre de 2017.

Ponte en contacto con nosotros, somos especialistas en derecho bancario.

© 2018 Copyright Aviso Legal - Política de Privacidad - All Rights Reserved

logo-footer