Blog

Riesgos de contratar hipotecas multidivisa

En este artículo te explicamos detalladamente cuáles son los riesgos de contratar hipotecas multidivisa.

Conocer qué es una hipoteca multidivisa no es tarea fácil para una persona con escasos conocimientos financieros.

Se trata de un préstamo especial que permite el pago en otra divisa que no sea el Euro.

Los tipos de divisas más comunes son: Yen japonés, Franco Suizo, Dólar US, Dólar Australiano y Dólar Neozelandés.

Durante los años 2000 a 2008 este tipo de hipotecas se hicieron muy populares ya que el Euribor había alcanzado máximos históricos frente al tipo de interés que se utiliza en este tipo de producto: el libor.

Las entidades bancarias aprovecharon el momento para ofrecer a sus clientes estas hipotecas, explicándoles sus ventajas pero no sus riesgos.

A pesar de su popularidad, se ha demostrado que contratar hipotecas multidivisa supone demasiados riesgos para el cliente.

En noviembre de 2017 el Tribunal Supremo ha declarado nula la hipoteca multidivisa. En este otro artículo explicamos porqué el Supremo ha declarado nula la hipoteca multidivisa.

¿Qué debemos tener en cuenta si queremos contratar hipotecas multidivisa?

Esta es una operación compleja que precisa de unos adecuados conocimientos financieros. Por ello, debemos asegurarnos de que la entidad bancaria que nos ofrezca este producto nos explique, detalladamente, sus ventajas y riesgos.

Principalmente la entidad nos debe explicar con claridad: el tipo de cambio y el tipo de interés.

1.- Tipo de cambio: Nos indica la relación entre nuestra moneda, aquella en la que cobramos nuestro sueldo y que empleamos para vivir, y otras monedas de fuera de nuestro entorno.

Si contratamos este producto, compraremos al banco con nuestros euros la divisa elegida (por ejemplo el yen) al tipo de cotización que tenga, para pagar nuestra cuota de amortización periódica.

Por ello, es fundamental que al contratar la hipoteca, nuestra moneda (el euro) tenga una fuerte situación de valor sobre las divisas que hayamos elegido para contratar la deuda.

Es decir, si el euro se aprecia con relación a la divisa elegida (yen, franco suizo…):

  •         Necesitaremos menos euros para pagar la misma cuota.
  •         El capital se irá recalculando y la deuda será menor.

2.- Tipo de interés: El índice que se aplica para el cálculo de intereses no es el Euribor (tipo de interés que más se utiliza como referencia en España) sino el tipo de interés de la zona económica correspondiente a la moneda o divisa que hemos elegido, que de forma general se denomina Libor.

Hay un tipo de libor para cada una de las divisas antes mencionadas.

El Libor ha permanecido durante largo tiempo sin grandes cambios.

Hasta aquí parece fácil: mientras la divisa elegida tenga una cotización inferior al euro y el libor se mantenga, todo serán ventajas.

Riesgos de contratar una hipoteca con cláusula multidivisa

El problema viene cuando la divisa elegida se dispara o el euro se deprecia.

En este sentido, la entidad financiera nos tiene que informar sobre el “riesgo de fluctuación del tipo de cambio que puede tener la divisa”.

Asimismo, aunque haya permanecido durante largo tiempo sin experimentar grandes cambios, el Libor también se puede disparar perjudicando la deuda final.

Desde este momento, la hipoteca multidivisa se convierte en un problema pues tendremos que estar muy atentos, no solo a la trayectoria del libor, sino también del tipo de cambio de la divisa contratada.

Se pueden contratar varias divisas, de forma que si una sube se elija otra evitando riesgos.

Sin embargo, un ciudadano medio carece de los conocimientos financieros y la práctica necesaria para controlar y conocer estos cambios.

Efectos de las subidas de la divisa:

– La cuota de amortización periódica se dispara automáticamente.

– El capital pendiente de amortización también experimenta una subida.

Ante esta situación, no solo tendremos que pagar una cuota mayor sino que también adeudaremos a la entidad financiera un capital en euros mayor que el entregado al contratar el préstamo.

De hecho, han sido miles los afectados por este producto tan complejo. La divisa elegida ha experimentado una considerable subida frente al euro lo que ha originado una gran desventaja para aquellos que han visto aumentada no solo su cuota, sino también la deuda contraída.

Para evitar riesgos, si quieres contratar hipotecas multidivisa, nosotros te informaremos de las ventajas e inconvenientes que, en el momento actual, puede implicar la contratación de este producto.

¿Quieres reclamar tu hipoteca multidivisa? Recuperamos todo el dinero que pagaste de más. Gestionamos tu caso a coste 0 €. Infórmate aquí.

Call Now Button