Blog

Clausula suelo en hipoteca sobre segunda residencia

No solo las hipotecas que solicitamos para adquirir nuestra vivienda habitual pueden contener clausula suelo.

También el préstamo que nos concedieron para comprar una segunda residencia en la playa o en el campo, para disfrutar las vacaciones, puede tener clausula suelo.

Son muchas las entidades financieras que se niegan a eliminar el suelo hipotecario de las hipotecas que garantizan la compra de una segunda residencia.

Sin embargo, esta postura de los bancos es totalmente incorrecta.

¿Puedo reclamar la nulidad de la cláusula suelo de una hipoteca solicitada para adquirir una segunda vivienda?

La respuesta es afirmativa.

La cláusula suelo es susceptible de ser declarada nula tanto si la hipoteca se solicitó y obtuvo para adquirir una primera residencia como si lo fue para la compra de una segunda vivienda.

¿Nos ampara la normativa protectora de consumidores y usuarios?

Como ya adelantamos en nuestro articulo Consumidor o empresario: ¿Quién puede reclamar la cláusula suelo?, si se ejercita una acción de nulidad de condición general de contratación, como sería la cláusula suelo, lo determinante no es la naturaleza del bien que sirve de garantía al préstamo, sino la finalidad del préstamo.

Cuando compramos una segunda residencia para disfrutar en ella nuestras vacaciones la estamos destinando a un ámbito familiar o personal.

La finalidad del préstamo obtenido para su compra es nuestro consumo y, en consecuencia, estamos protegidos por el bloque normativo de consumidores y usuarios.

En definitiva, no resulta necesario que la vivienda constituya nuestro domicilio habitual y no puede excluirse el carácter de consumidor porque la compra sea de una vivienda destinada a vacaciones y no a la vivienda habitual.

La finalidad de consumo o inversión privada se deduce del destino vacacional de la vivienda para cuya adquisición hayamos solicitado el préstamo hipotecario.

 

Una segunda vivienda implica el uso por sus propietarios pero ¿podemos alquilar ocasionalmente nuestra segunda residencia?

 

También en el supuesto de arrendar por temporadas esa vivienda procede la eliminación de la cláusula suelo, así como, la devolución de la misma, ya que este arrendamiento no implica que lo estemos destinando a una actividad empresarial ni profesional.

Han sido muchas las Audiencias Provinciales que se han pronunciado en este sentido.

El alquiler de la segunda residencia –entre particulares- aun en periodos prolongados, no priva al propietario de su condición de consumidor.

Otra conclusión sería contraria a la recta consideración del concepto de consumidor, en el sentido más amplio que proponga el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

Si tienes clausula suelo en la hipoteca que te concedieron para adquirir una segunda vivienda y no fuiste debidamente informada por el banco de su funcionamiento y alcance, puedes y debes reclamar.

Contacta con nosotros e iniciaremos los trámites pertinentes para que recuperes tu dinero. Nuestra larga experiencia en derecho bancario avalan tu éxito.

Call Now Button