Blog

Clausula suelo en empresas: ¿puede un empresario ser considerado consumidor?

Como ya es sabido, un consumidor o usuario tiene derecho a reclamar la nulidad de la cláusula suelo y a la devolución de lo pagado de más cuando el banco no le ha informado claramente de los efectos económicos derivados de su aplicación.

Cuando hablamos de consumidor o usuario pensamos de forma inmediata en una persona física que actúa de forma individual, pero

¿un empresario o persona jurídica puede ser considerado consumidor?

La legislación europea parece no considerar que una persona jurídica pueda actuar como consumidor.

No obstante, nuestra legislación sí la considera consumidor.

El concepto general de consumidor y usuario se recoge en el artículo 3 del actual Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias (TRLGCU), aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre:

“A efectos de esta norma y sin perjuicio de lo dispuesto expresamente en sus libros tercero y cuarto, son consumidores o usuarios las personas físicas o jurídicas que actúan en un ámbito ajeno a una actividad empresarial o profesional.”

Por su parte el artículo 4 del TRLGCU establece el concepto de empresario:

“A efectos de lo dispuesto en esta norma, se considera empresario a toda persona física o jurídica, ya sea privada o pública, que actúe directamente o a través de otra persona en su nombre o siguiendo sus instrucciones, con un propósito relacionado con su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión”.

De la conexión entre ambos artículos obtenemos las siguientes conclusiones:

– Son consumidores las personas físicas que actúan con un propósito ajeno a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión.

– Son consumidores las personas jurídicas que actúan sin ánimo de lucro en un ámbito ajeno a su actividad empresarial o profesional.

En definitiva, la respuesta a esta primera cuestión es afirmativa: Un empresario puede ser considerado consumidor cuando actúa como destinatario final.

Claves para la aplicación de la normativa protectora de consumidores y usuarios a los empresarios o personas jurídicas.

Actuación sin ánimo de lucro: cuando el empresario solicita un préstamo para su consumo propio, sin la intención de obtener un beneficio económico, será aplicable la normativa protectora de consumidores y usuarios.

Destino del préstamo: cuando el empresario no emplea el dinero concedido por la entidad financiera en su actividad habitual será igualmente protegido como consumidor o usuario.

¿Cuándo estará legitimado un empresario para reclamar la Clausula suelo de su hipoteca?

Aun en el supuesto de que un empresario conceda en garantía de un préstamo un bien afecto a su actividad empresarial o profesional, podrá reclamar la nulidad de la cláusula suelo siempre que el destino del préstamo sea ajeno a dicha actividad.

Así por ejemplo, el empresario tendrá la condición de consumidor o usuario cuando, aun hipotecando un bien afecto a su actividad, destine el dinero a comprar su vivienda habitual.

En este caso, estará amparado por la normativa en defensa de consumidores y usuarios.

No dejéis pasar la oportunidad de reclamar la nulidad de la cláusula suelo.

Somos expertos en derecho bancario y estamos a vuestra disposición para que nos consultéis cualquier duda que os surja.

Call Now Button