Si es titular de una hipoteca multidivisa y quiere reclamar la nulidad de la cláusula multidivisa, le exponemos los pasos que debes seguir para ello.

Como ya venimos manifestando en nuestros artículos dedicados a las hipotecas multidivisa, el Tribunal Supremo, mediante Sentencia de 15 de noviembre de 2017, dejó abierta la puerta a los consumidores que hubieran contratado este tipo de hipoteca para solicitar la nulidad de la cláusula multidivisa.

Le recomendamos que lea nuestros artículos “El Supremo declara nula la hipoteca multidivisa por falta de transparencia y “Cómo saber si una hipoteca multidivisa es nula”, en los que le exponemos con detalle los criterios del Supremo para considerar nula la opción multidivisa de tu hipoteca.

¿Cómo reclamar la nulidad de la cláusula multidivisa?

La reclamación ante la entidad bancaria puede convertirse en un camino lento y tortuoso si no va acompañado de un profesional que esté acostumbrado a lidiar con los bancos para este tipo de casos.

Muchos de nuestros clientes recurrieron a Rodríguez Hermosilla porque las gestiones que realizaron por su cuenta no le fueron favorables.

Tenga en cuenta que el banco puede hacer perder su tiempo o incluso que le induzcan a firmar algún documento que luego pueda perjudicarle.

Acuda a un abogado quien se encargará de realizar por usted las siguientes gestiones (Rodríguez Hermosilla Abogados, las realiza totalmente gratis por usted):

 

Rodriguez Hermosilla reclama la nulidad de la cláusula multidivisa gratis para usted:

 

Como decimos nosotros realizamos los siguientes trámites para ayudarle a recuperar su dinero:

1.- Reclamación previa ante el banco:

En primer lugar, nos dirigirnos a la entidad financiera con quien contrató el préstamo hipotecario y presentamos una reclamación por escrito ante el Servicio de Atención al Cliente (SAC). Esta reclamación previa no es obligatoria pero sí muy conveniente.

● Contenido del escrito previo de reclamación:

En dicho escrito haremos constar que, amparándose en la reciente Sentencia del Tribunal Supremo, se solicita la nulidad de la opción multidivisa del contrato de hipoteca, por falta de información anticipada de los riesgos de dicha contratación y falta de escenarios de simulación, que permitirán conocer y entender económicamente el producto.

● Documentos que vamos a solicitar:

– Certificado del estado de la deuda a la fecha actual, tanto en divisas como en su conversión en euros.
– Solicitud de Operación de Activo firmada por el cliente.
– Oferta vinculante firmada por el cliente.
– Cualquier información precontractual de que disponga la entidad bancaria.

No es preciso acompañar al escrito de reclamación previa ninguna documentación.

● Formas de presentar la reclamación por escrito

– Entregándola directamente en la sucursal de la entidad. Deberán sellar una copia de la reclamación.
– Mediante carta certificada con acuse de recibo.

Importante: No firmes ningún acuerdo que te proponga el banco sin el asesoramiento de un abogado experto.

2.- Reclamación judicial:

Si la entidad bancaria no responde o rechaza la solicitud de nulidad, iniciaremos la reclamación ante los tribunales.

A partir de la sentencia del Tribunal Supremo son muchos los Juzgados y Tribunales que están dando la razón al consumidor. No obstante, al tratarse de un tema complejo, es conveniente acudir a un abogado experto en derecho bancario.

¿Qué documentación se aporta con la demanda?

  • Escritura de préstamo hipotecario multidivisa.
  • Escritura de subrogación (en su caso).
  • Escritura de novación, de haberse pactado.

(Si no dispone de los originales, se pueden presentar copias simples de las escrituras mencionadas).

  • Oferta vinculante, si el banco se la facilitó. Aunque lo lógico será que esté incorporada a la escritura de hipoteca.
  • Toda la información precontractual de que disponga.
  • Últimos recibos de pago de la hipoteca. Si no dispone de ellos, solicite en su oficina bancaria un cuadro de amortización.

¿Cuál es la finalidad de la reclamación?

La finalidad de esta reclamación será la declaración de nulidad parcial del contrato, que supone la eliminación de las referencias a la denominación en divisas del préstamo, que quedará como un préstamo concedido en euros y amortizado en euros (STS 608/2017 de 15 de noviembre).

Por tanto, se reclama que el préstamo deje de ser “multidivisa” y se convierta en una hipoteca en euros, amortizada en euros. Se podrá recuperar el dinero pagado de más una vez recalculada la deuda.

Somos expertos en derecho bancario, cuente con nuestro asesoramiento para recuperar el dinero pagado de más y conseguir que la cuota mensual que paga baje sustancialmente.

La mayoría de los bancos nos cobran una serie de comisiones bancarias abusivas que se consideran  ilegales al no cumplir con los requisitos previstos en la legislación vigente.

Según establece el artículo 3 de la Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios, sólo podrán percibirse comisiones o repercutirse gastos:

a.- Si responden a servicios solicitados en firme o expresamente aceptados por los clientes.
b.- Cuando los servicios hayan sido efectivamente prestados.
c.- Si el servicio ha generado realmente un gasto para la entidad.

En definitiva, cuando las comisiones bancarias no cumplan dichos requisitos deberán ser anuladas y devuelto el importe indebidamente cobrado.

Os animamos a reclamar la devolución de las siguientes comisiones bancarias abusivas más frecuentes:

1. Comisión por descubierto.

Se trata de los famosos “números rojos”.

El banco tiene derecho a cobrar unos intereses por el hecho de tener nuestra cuenta en descubierto.

Ahora bien, debemos prestar atención pues en algunos casos las entidades establecen un límite mínimo fijo. En este caso, podemos reclamar lo indebidamente cobrado.

2. Comisión por devolución de cheques o recibos.

Esta comisión es ilegal porque el banco nos cobra dos comisiones:

* Comisión por gestión al realizar la gestión de ingreso del cheque o recibo, totalmente legal.

* Comisión por devolución de devolución de efectos comerciales, cuando el cheque es devuelto, por el hecho de que el deudor no pueda o no quiera pagarlo, totalmente ilegal, al duplicarse el servicio.

3. Comisión por ingresos en efectivo.

Esta comisión se ha declarado ilegal ya que no responde a ningún servicio a favor de la persona que realiza el ingreso, sino a favor de quien lo recibe.

4. Comisión por retraso en las cuotas de préstamos al consumo.

 

Se trata de una penalización que nos cobra el banco si no pagamos las cuotas correspondientes a este tipo de préstamos dentro del plazo estipulado.
Aun cuando estén previstas en la escritura de constitución o concesión del préstamo, ya sea hipotecario o personal, estas comisiones son abusivas.

 

5. Comisión por reclamación de impagados.

En caso de impago de deudas por tarjetas o préstamos, entre otras, las entidades bancarias contratan empresas externas para reclamarlas y nos cobran una comisión por dicha gestión.

Esta comisión es ilegal al no ser un servicio contratado por el cliente sino por el banco.

6. Comisión de mantenimiento de la tarjeta.

Esta comisión se deberá devolver por el banco, si damos de baja la tarjeta, de forma proporcional.

De modo que si la comisión es semestral y devolvemos la tarjeta a los dos meses nos deberán abonar los cuatro meses restantes.

Hemos hecho alusión a las comisiones que con mayor frecuencia nos cobran nuestras entidades bancarias, sin embargo hay otras que también son abusivas.

Cuenta con nuestro asesoramiento para conocer todas y cada una de las comisiones declaradas abusivas y te ayudaremos en su reclamación desde la primera fase de reclamación.

¿Alguna vez te han cobrado alguna de estas comisiones?

Reclama ahora la devolución de lo indebidamente cobrado. Es tu derecho.

Como os adelantamos en nuestro artículo dedicado a financiar los gastos navideños, muchos consumidores optarán por pedir un préstamo personal para aliviar el impacto económico de la temporada de compras de Navidad.

Entre estos préstamos personales están los denominados créditos al consumo, destinados a financiar gastos más elevados.

La Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, se aplica a los contratos en que un prestamista concede o se compromete a conceder a un consumidor un crédito bajo la forma de pago aplazado, préstamo, apertura de crédito o cualquier medio equivalente de financiación, para satisfacer necesidades personales al margen de su actividad empresarial o profesional y cuyo importe sea superior a 200 euros.

Con la finalidad de mejorar la información de los consumidores, la Ley incide en las actuaciones previas a la contratación del crédito.

Información y actuaciones previas a la celebración del contrato de crédito:

1.- Información básica que debe figurar en la publicidad.

Esta información básica especificará de forma clara, concisa y destacada mediante un ejemplo representativo, los siguientes elementos:

a) El tipo deudor fijo o variable, así como los recargos incluidos en el coste total del crédito para el consumidor.
b) El importe total del crédito
c) La tasa anual equivalente (TAE)
d) En su caso, la duración del contrato de crédito.
e) En el caso de los créditos en forma de pago aplazado de un bien o servicio en particular, el precio al contado y el importe de los posibles anticipos.
f) En su caso, el importe total adeudado por el consumidor y el importe de los pagos a plazos.

2.- Información previa al contrato.

El prestamista nos deberá facilitar de forma gratuita, con la debida antelación, antes de que el consumidor asuma cualquier obligación, las condiciones del crédito y la información necesaria para comparar las diversas ofertas.

Todo ello, con la finalidad de poder optar por la oferta que más nos convenga.

Especial interés reviste la obligación del prestamista de evaluar la solvencia del consumidor.

En el caso de ser denegada nuestra solicitud en base a dicha consulta, el consumidor tiene derecho a ser informado de forma inmediata y gratuita de los resultados de la misma.

3.- Oferta vinculante.

Igualmente, con anterioridad a la celebración del contrato crediticio, el consumidor, si lo solicita, deberá recibir un documento donde consten todas las condiciones del crédito.

4.- Asistencia al consumidor previa al contrato.

También en fase precontractual, los prestamistas tienen la obligación de:

– Explicar al consumidor de forma personalizada las características de los productos propuestos, para que puedan evaluar si el contrato de crédito se ajusta a sus intereses, necesidades y situación financiera.
– Explicar la información precontractual correspondiente.
– Advertir de los riesgos en caso de impago o endeudamiento excesivo.

¿Qué ocurre si se incumple este deber de información?

El incumplimiento de los requisitos relativos a la información previa y al suministro de la misma, dará lugar a la anulabilidad del contrato. En caso de que se mantenga la eficacia del contrato, éste se integrará conforme a lo previsto en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Forma y contenido de los contratos de créditos al consumo:

Deberán constar por escrito en papel o en otro soporte duradero y se redactarán con una letra que resulte legible y con un contraste de impresión adecuado.

Todas las partes contratantes recibirán un ejemplar del contrato de crédito.

Además de las condiciones esenciales del contrato, el documento deberá especificar, de forma clara y concisa, los datos a que se refiere el artículo 16 de la Ley.

Derechos de los consumidores durante el contrato:

1.- Poner fin a un contrato de duración indefinida.

En cualquier momento, el consumidor podrá poner fin gratuitamente a un contrato de duración indefinida, salvo que se haya estipulado un plazo de notificación.

El plazo de preaviso no podrá exceder de un mes.

2.- Desistimiento.

En un plazo de 14 días naturales, el consumidor podrá desistir del mismo, comunicándolo al prestamista, sin necesidad de indicar los motivos y sin penalización alguna.

El plazo para ejercer el derecho de desistimiento se iniciará en la fecha de suscripción del contrato de crédito o bien, si fuera posterior, en la fecha en que el consumidor reciba las condiciones contractuales y la información recogida en el artículo 16.

A partir de ahí, el consumidor deberá abonar al prestamista el capital y el interés acumulado, dentro de los treinta días naturales a la notificación de desistimiento.

El desistimiento conlleva también el de los servicios accesorios que se hayan contratado. Por ejemplo, si se han contratado seguros, el consumidor tendrá derecho al extorno (devolución) de la prima de los seguros.

3.- Derecho de reembolso anticipado.

Asimismo, podremos cancelar total o parcialmente el préstamo en cualquier momento.

El préstamo personal podrá cancelarse anticipadamente aunque tiene unos costes de cancelación. Sobre esta cuestión hablaremos en otro artículo.

Régimen sancionador:

Si bien el régimen sancionador previsto en la Ley tiene por objeto garantizar su aplicación, con el fin de promover unas prácticas responsables en la fase previa al contrato, se incide con especial énfasis en el cumplimiento de las obligaciones relativas a la información precontractual y de evaluación de la solvencia del consumidor.

Si has decido pedir un préstamo personal, es muy importante valorar nuestra situación económica y las características y condiciones de este producto financiero.

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos detalladamente sobre la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Durante el 2017 el Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre la legalidad de las diferentes clausulas hipotecarias que han sido consideradas abusivas por la Unión Europea.

Todas las sentencias del Tribunal Supremo que resumimos en este artículo dan vía libre a los consumidores para reclamar la nulidad y recuperar miles de euros.

A partir de la doctrina sentada por el Tribunal Supremo, desde la archiconocida Sentencia de 9 de mayo de 2013, sobre la transparencia exigida a la llamada «Cláusula Suelo», han sido múltiples las resoluciones dictadas al respecto.

Hemos preparado un resumen de las principales sentencias que declaran la nulidad  cláusulas hipotecarias que analizamos a continuación:

Nulidad cláusula suelo:

Ahora se pronuncia el Supremo en casos más específicos que afectan a las cláusulas suelo, entre ellos:

  1. Subrogación en préstamo hipotecario al promotor.
  2. Un acuerdo con el banco no convalida una cláusula nula. Lo que es nulo ningún efecto produce.

1. Subrogación en préstamo hipotecario al promotor:

Esta situación aparece cuando el promotor de viviendas solicita al banco una hipoteca para la promoción y construcción de las mismas y, en el momento de formalizar la venta a terceros, el comprador asume las obligaciones que el promotor tenía frente al banco, convirtiéndose en deudor.

En consecuencia, no supone un nuevo préstamo concedido al comprador. Se mantienen las mismas condiciones del préstamo hipotecario al promotor.

La reciente Sentencia núm. 643/2017, de 24 de noviembre del Tribunal Supremo declara que el banco no está exento de las obligaciones de información precontractual en los supuestos de subrogación, con o sin novación, del adquirente de la vivienda en el préstamo promotor.

En consecuencia, de no ser así, podremos solicitar la nulidad de la cláusula inserta en el préstamo hipotecario al promotor en el que nos hemos subrogado y la consiguiente devolución de las cantidades indebidamente cobradas por el banco.

Si quieres conocer más sobre esta novedosa sentencia pincha aquí.

2. Un acuerdo con el banco no convalida una clausula nula. Lo que es nulo ningún efecto produce.

Los afectados por la cláusula suelo que se vieron obligados o manipulados por las entidades bancarias a firmar un acuerdo de convalidación de la cláusula suelo, pueden reclamar lo indebidamente pagado por activación de dicha cláusula.

En este sentido, la sentencia del TS 3721/2017 de 16 de octubre deja claro que la nulidad de pleno derecho de las cláusulas abusivas no puede ser subsanada con otro documento posterior, y por tanto, este segundo documento también está viciado de nulidad («lo que es nulo ningún efecto produce»)

El Tribunal deja meridianamente claro que la nulidad de una clausula suelo por ser abusiva es una nulidad radical o de pleno derecho.

Si firmaste un acuerdo de convalidación con el banco sobre la cláusula suelo de tu hipoteca, puedes reclamar. Amplía más información en este enlace.

Nulidad parcial de las cláusulas multidivisa:

La hipoteca con cláusula multidivisa es un préstamo que permite el pago en otra divisa que no sea el Euro (Yen japonés, Franco Suizo, Dólar US, Dólar Australiano y Dólar Neozelandés).

El índice que se aplica para el cálculo de intereses no es el Euribor (tipo de interés que más se utiliza como referencia en España) sino el tipo de interés de la zona económica correspondiente a la moneda o divisa que hemos elegido, que de forma general se denomina Libor.

Han sido miles los afectados por este producto tan complejo, que requiere de especiales conocimientos financieros.

El Tribunal Supremo mediante Sentencia de 15 de noviembre de 2017 ha declarado nula la cláusula relativa a la opción «multidivisa» de los préstamos concertados hasta la fecha, por falta de transparencia en su contratación.

Esta cuestión la hemos abordado en nuestro artículo El Supremo declara la nulidad de la hipoteca multidivisa por falta de transparencia.

Nulidad cláusulas hipotecarias en préstamos ya ejecutados

Por último, haremos referencia a una importante Sentencia del Tribunal Supremo que abre la puerta a los consumidores que perdieron su vivienda en procedimiento de ejecución en el que no era posible legalmente formular la abusividad de cláusulas insertas en los contratos hipotecarios: La Sentencia 3373/2017 de 27 de septiembre.

El Tribunal Supremo declara que no puede apreciarse la concurrencia de cosa juzgada en un proceso declarativo posterior, cuyo fundamento es la abusividad de determinadas cláusulas del contrato de préstamo con garantía hipotecaria, si cuando se tramitó la ejecución no era posible legalmente formular dicha pretensión por vía de oposición.

Si has sido uno de los afectados por alguna de estas cláusulas hipotecarias, ponte en contacto con nosotros para estudiar tu caso concreto y obtener las mayores ventajas para ti.

Ante el gran desembolso de dinero que se avecina, son muchos los ciudadanos que optaremos por financiar gastos navideños.

La mayor parte del gasto se destinará a regalos y alimentación, seguido de viajes y ocio.

Para que las compras navideñas repercutan lo menos posible en nuestra economía y podamos afrontar la temida cuesta de enero con cierta tranquilidad te aconsejamos las siguientes opciones de financiación.

 

¿Cuánto nos vamos a gastar en Navidad?

Si hemos decidido NO invertir una cantidad muy elevada de dinero, las mejores opciones serían las siguientes:

 

1.- ANTICIPO DE NOMINA:

Esta primera opción es gratuita, sin intereses ni comisiones. Ahora bien, veremos reducido nuestro salario a final de mes con el descuento del adelanto.

Este derecho se regula en el Estatuto de los Trabajadores, artículo 29:

El trabajador y, con su autorización, sus representantes legales, tendrán derecho a percibir, sin que llegue el día señalado para el pago, anticipos a cuenta del trabajo ya realizado.

Aun cuando se trata de un derecho, no es una costumbre habitual. Las empresas suelen ser reacias a realizar estos anticipos.

 

¿Existe alguna alternativa para conseguir este adelanto?

Sí, el ANTICIPO CONTANTE.

Funciona como un anticipo de nómina, con ciertas ventajas sobre ésta, como son la inmediatez, privacidad e independencia.

Además podrá ser solicitado, no solo por los trabajadores asalariados, sino también por trabajadores autónomos que no dependen de una nómina fija, pensionistas e incluso desempleados.

Ahora bien, es importante devolverlo con la siguiente nómina o ingreso, ya que en caso contrario los gastos se incrementarán muy rápido.

 

2.- TARJETAS DE CRÉDITO:

Esta es una de las mejores ayudas financieras para hacer nuestras compras de Navidad y efectuar el pago con posterioridad.

Es habitual tener contratada una tarjeta de crédito en el banco donde tenemos domiciliada nuestra nómina o nos ingresan nuestros honorarios.

Será el propio banco el que determine el plazo de devolución de nuestra deuda, si cobra alguna comisión por este pago aplazado y, en su caso, el interés que debemos abonar por dicho aplazamiento.

El uso responsable de las tarjetas de crédito no tiene por qué ser excesivamente caro.

Debemos tener especial cuidado ya que, en caso de incumplimiento de las condiciones o plazos de devolución, las comisiones e intereses pueden llegar a ser bastante elevados.

Una buena opción para distribuir el gasto sin riesgo: es abonar parte de las compras a débito y el retrasar el pago del resto a final de mes o principios del siguiente, ya que las tarjetas bajo la modalidad de pago a final de mes no genera interés de ningún tipo.

 

Advertencia: Actualmente se está aplicando a muchas tarjetas de crédito el llamado sistema “revolving”.

La tarjeta revolving es una especie de híbrido entre la tarjeta de crédito tradicional y un préstamo personal.

Disponemos de una cantidad determinada de dinero, pagamos una cuota mensual con intereses hasta liquidar la deuda, pero sólo pagaremos intereses sobre la cantidad empleada.

Hasta aquí parece fantástico, pero debemos tener en cuenta que estas tarjetas suelen tener unos intereses más altos que los préstamos personales y es muy fácil endeudarse ya que estamos disponiendo de dinero que realmente no es nuestro.

 

3.- TARJETAS DE LAS GRANDES SUPERFICIES.

Durante el periodo navideño, las grandes superficies compiten para atraer a los consumidores a sus terminales de caja.

No solo realizan promociones o descuentos, sino que también ponen a disposición de sus clientes una financiación en sus compras, a pagar en tres meses, sin intereses ni comisiones.

Ahora bien, debemos estar atentos a las comisiones de apertura.

Por ejemplo, El Corte Inglés puso en marcha hace tres años la campaña Anticipo de Navidad” para los clientes con Tarjeta de Compra de El Corte Inglés.

Ofrece a sus clientes unas líneas de crédito especiales por importe de 100, 300, 600, 900 y 1.200 euros para las compras de algunos productos y servicios que se realicen hasta el día 5 de enero. Gastos de gestión en función del importe dispuesto y financiados: desde 1€ hasta un máximo de 12€

El cliente podrá elegir aplazar su pago al 28 de febrero sin intereses o fraccionarlo, a partir de esta fecha, en tres cuotas sin intereses. También se podrá aplazar en seis cuotas, las tres primeras sin intereses y las tres siguientes con intereses.

Si por el contrario, estas Navidades queremos financiar gastos más elevados, debemos decantarnos por:

 

4.- PRESTAMOS PERSONALES

Durante la época navideña, la más consumista del año, las entidades financieras ofrecen productos específicos para hacerla más llevadera.

Estos préstamos están destinados a financiar regalos de coste elevado, como puede ser un coche o un viaje.

La ventaja de estos préstamos es que sus intereses y comisiones son inferiores a los de las tarjetas.

Ahora bien, al contratarse para financiar gastos elevados, el plazo de devolución es a medio-largo plazo. La solución para ahorrar es devolver el dinero en el plazo más corto posible.

Entre los préstamos personales, hay una categoría que tiene una regulación especial: los créditos al consumo, regulados por la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo

La mencionada Ley de 24 de junio de 2011 prevé una ESPECIAL PROTECCIÓN DE LOS CONSUMIDORES, centrándose de forma detallada en la información que el prestamista debe proporcionar al consumidor.

Dedicaremos un artículo a conocer con detalle las singularidades de este tipo de préstamo.

Es muy importante valorar nuestra situación económica y las características y condiciones de estos productos financieros.

 

Si has pensado en financiar gastos navideños este año, contacta con nosotros y analizaremos tu situación y la opción que mejor se adapte a tus necesidades y a tu economía. No gastes más de lo que tienes.