Posts del autor: Melbins

El abogado de la Unión Europea determina que las hipotecas referenciadas al IRPH son nulas por falta de transparencia

El abogado general de la Unión Europea, cuya opinión no es vinculante pero, al igual que la de la Comisión Europea, que se pronunció en el mismo sentido, sí determina la decisión del tribunal, ha abierto la puerta a que los tribunales españoles puedan declarar abusivos los contratos de préstamo hipotecarios vinculados al índice de referencia IRPH y compensar a sus clientes al considerar que «una cláusula contractual pactada entre un consumidor y un profesional», «no está excluida del ámbio de aplicación de la directiva» europea, rectificando el criterio establecido por el Tribunal Supremo.

Lo que debe decidir el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia, no es si la referencia IRPH es legal o ilegal, sino si en su incorporación a los contratos de préstamo hipotecario en España se incorporaron siguiendo los criterios de Transparencia y claridad que deben contener estas cláusulas fundamentales para ser declaradas válidas.

Falta de conocimiento «real» del significado de la cláusula por parte del cliente

El abogado de la Unión Europea anticipa que «la fórmula matemática de cálculo resulta compleja y poco transparente para un consumidor medio».

Según reconoce el abogado de la Unión Europea, el criterio de transparencia y claridad que la legislación exige a cualquier cláusula para que no sea considerada abusiva debe cumplir dos requisitos:

 1.- Ser suficientemente clara

La información debe ser lo suficientemente clara como para que el cliente pueda tomar una decisión prudente y con pleno conocimiento de causa sobre las consecuencias económicas que conllevaba la asunción de este Índice de Referencia, así como del método de cálculo del préstamo.

ser «suficiente» para que el cliente pueda tomar una «decisión prudente y con pleno conocimiento de causa» en cuanto al método de cálculo del préstamo y, además, contener una explicación sobre la evolución de ese índice en el pasado. 

A pesar que la cláusula suelo es una figura fundamental dentro del contenido de préstamo con garantía hipotecaria, pues desvirtúa el carácter variable del mismo (ante una baja del índice de referencia, normalmente el Euribor, el préstamo se transforma en un préstamo a tipo fijo, variable solamente al alza, perjudicando gravemente al cliente) el banco le daba un trato totalmente secundario, enmascarando la cláusula suelo entre gran cantidad de datos para que pasara desapercibida por el cliente.

 2.- Debe contener una explicación sobre la evolución del índice en el pasado

La entidad financiera tenía la obligación de haber acompañado a la escritura de préstamo hipotecario gráficos o datos sobre la evolución del índice de referencia IRPH, así como una comparativa del mismo respecto al Euribor, de tal manera que el cliente hubiera podido comprender, analizar y valorar las consecuencias económicas de la asunción de dicho índice en detrimento del Euribor.

Hipotecas vinculadas al IRPH

Las hipotecas de más de un millón de ciudadanos están vinculadas al índice de referencia IRPH.

Las cantidades abonadas de más por las personas cuya hipoteca estaba vinculada a este índice, especialmente en el periodo de recesión, oscila entre los 200 y los 300 euros mensuales respecto a las hipotecas vinculadas al Euribor.

Obteniendo la nulidad del índice IRPH, logrará la devolución de las cantidades abonadas de más durante todos estos años. De media, para un préstamo de 180.000 euros, podría obtener una devolución de entre 25.000 y 35.000 euros.

Reclame su hipoteca referenciada a IRPH

Si su hipoteca está referenciada al índice IRPH, o lo que es lo mismo, a la media de los préstamos con garantía hipotecaria a plazo igual o superior a tres años, para adquisición de vivienda libre, que hayan sido concedidos por bancos (IRPH Bancos), cajas de ahorro (IRPH cajas) o por ambos (IRPH conjunto de entidades), no lo dude. Reclame y recupere miles de euros.

Contacta con nosotros.

El Tribunal Supremo resuelve la controversia y sienta doctrina respecto a las cláusulas suelo de Oficina Directa

El Tribunal Supremo en su Sentencia nº 127/2019, de fecha 4 de marzo de 2019, establece que la información precontractual prestada por  Oficina Directa a través de correos electrónicos no resulta suficiente para su aceptación dentro de la legalidad de nuestro ordenamiento jurídico, declarando en este sentido nulas las cláusulas suelo predispuestas en los contratos de préstamo de garantía hipotecaria.

Los motivos de la falta de información, según esta importante sentencia, son los siguientes:

1.- Falta de conocimiento «real» del significado de la cláusula por parte del cliente

Indica la sentencia que «el consumidor no obtuvo un conocimiento real de la trascendencia económica y jurídica del negocio a contratar.

El motivo de este razonamiento es el gran volumen de documentos remitidos por Oficina Directa sin ninguna explicación exhaustiva de las características y los riesgos de la cláusula suelo impuesta unilateralmente por el banco, quedando la existencia de la misma oculta entre un mar de condiciones y términos financieros que el cliente rara vez conoce.

En este sentido, el Alto Tribunal considera que no existe una «información clara y adecuada», a pesar de los emails intercambiados con el cliente.

 

2.- El trato secundario que se le daba a la cláusula suelo en la documentación remitida al cliente

 A pesar que la cláusula suelo es una figura fundamental dentro del contenido de préstamo con garantía hipotecaria, pues desvirtúa el carácter variable del mismo (ante una baja del índice de referencia, normalmente el Euribor, el préstamo se transforma en un préstamo a tipo fijo, variable solamente al alza, perjudicando gravemente al cliente) el banco le daba un trato totalmente secundario, enmascarando la cláusula suelo entre gran cantidad de datos para que pasara desapercibida por el cliente.

  

3.- La información suministrada al cliente era generalista, sin estar personalizada

Al tratarse la contratación de este tipo de préstamos hipotecarios de un contrato en masa (la entidad financiera redacta el contrato, y el cliente tan solo tiene la posibilidad de adherirse al mismo, sin poder negociar ni modificar su clausulado), la totalidad de la información previa remitida al cliente (información disponible en la web, mails, ofertas vinculantes…) son idénticos en cuanto a su contenido, por lo que no se consideran información clara y transparente para el cliente.

Reclame su cláusula suelo de Oficina Directa

Si contrató con Oficina Directa, y tiene cláusula suelo, no lo dude. Reclame y recupere miles de euros.

Contacta con nosotros.

¿Invertiste en Valores Santander y no te informaron de que era un producto de alto riesgo?

Así ha calificado los Valores Santander nuestro Tribunal Supremo y la Comisión Nacional de Valores:

Producto complejo y arriesgado, no adecuado para clientes sin conocimientos financieros.

Las resoluciones de nuestro Tribunales, en materia de reclamación de Valores Santander, están dando la razón a los consumidores.

Te interesará conocer las alegaciones clave para reclamar la indemnización de los daños sufridos por tu inversión en Valores Santander.

No te conformes con lo que te ofrece el banco, todavía estás a tiempo de pedir una indemnización por daños y perjuicios. 

 

¿Cuáles son las alegaciones clave para reclamar con éxito los perjuicios derivados de tu inversión?

Analizamos a continuacion las 3 Alegaciones clave para reclamar con éxtio los Valores Santander:

1.- Ausencia de asesoramiento financiero.

Te explicamos en que consiste el asesoramiento financiero y las obligaciones que implican dicho asesoramiento.

La propia entidad financiera fue la que ofreció y recomendó a los clientes la suscripción de Valores Santander.

Esta forma de actuación evidencia que el banco realizó un servicio de asesoramiento financiero.

El Tribunal Supremo ha declarado reiteradamente (SSTS 29-12-2015, 16-09-2015, 20-01-2014, entre otras) que “los ofrecimientos mediante contrato directo con el cliente constituyen un servicio de asesoramiento financiero”

Es decir, para que haya una relación de asesoramiento financiero basta con que la iniciativa de contratar parta de la empresa de inversión, en nuestro caso el Banco de Santander.

Este servicio de asesoramiento financiero implica cumplir con los rigurosos deberes de información al cliente minorista, según la Ley del Mercado de Valores (LMV).

Sin embargo, son reiteradas las resoluciones judiciales que estiman que el banco no realizó un adecuado asesoramiento financiero a los clientes que contrataron Valores Santander.

El incumplimiento de los deberes de información derivados del servicio de asesoramiento financiero permite exigir la indemnización de los perjuicios causados por la contratación de este producto complejo.

 

Concretamente el Tribunal Supremo en Sentencia 3247/2017 de 13 de septiembre de 2017 ha señalado:

 

 «….el incumplimiento de dicha obligación por la entidad financiera podría dar lugar, en su caso, a la anulabilidad del contrato por error vicio en el consentimiento, o a una acción de indemnización por incumplimiento contractual, para solicitar la indemnización de los daños provocados al cliente por la contratación del producto a consecuencia de un incorrecto asesoramiento«.

 

Como ya te hemos informado en otro artículo, la acción de anulabilidad ha caducado siendo la vía que tienes disponible la de reclamación de daños y perjuicios.

2.- Omisión del deber de recabar información sobre el perfil de los clientes. Perfil inversor.

 El propio banco calificó los Valores Santander como producto amarillo.

Según el Manual de Procedimientos del banco, el producto amarillo es un producto complejo que “puede” destinarse a los minoristas siempre que quede acreditado el perfil inversor del cliente.

Es decir, la entidad debe asegurarse de que el cliente tiene experiencia inversora antes de contratar el producto, en cumplimento de lo dispuesto en la LMV.

Cuanto menor sea la experiencia inversora del cliente mayor debe ser el esfuerzo de la entidad a fin de que aquel comprenda adecuadamente las características y riesgos de los Valores Santander.

Son también reiteradas las resoluciones de nuestros Tribunales que manifiestan que el banco, en la contratación de los Valores Santander, no determinó el perfil de inversor, exigido por la normativa aplicable, de sus clientes minoristas.

Simplemente, se limitó a ofrecer la compra de Valores Santander a cualquier cliente, que tuviera una considerable cantidad de ahorros, sin reparar en su experiencia inversora.

Se trataba de clientes que eran vulnerables en la contratación de este producto de alto riesgo, entre ellos pensionistas o jubilados.

En palabras de nuestro Alto Tribunal, es un hecho pacifico que, en las operaciones de compra de Valores Santander se incorporaba una clausula cuyo tenor literal decía:

 

“El cliente declara que ha sido informado por Banco de Santander de que, para la realización de esta operación, el banco no tiene obligación de evaluar la conveniencia o adecuación de la misma a su perfil de cliente, atendiendo a sus conocimiento y experiencia sobre el producto o instrumento financiero a que se refiere…”

 

Al respecto, dice la Sentencia 526/2018 de 23 Marzo de 2018 del Tribunal Supremo:

“….Esta leyenda incorporada a todas las transacciones evidencia que la conducta del Banco fue la contraria a la que le imponía, no sólo la Ley 47/2007, sino la misma LMV en su redacción anterior. El Banco afirma que su incorporación a las transacciones se debió a un error informático, y que en realidad cumplió con la Ley, extremo que no acredita como se observa en los apartados siguientes..”

 

En cualquier caso, según jurisprudencia reiterada del Tribunal Supremo (SSTS núm. 244/2013, de 18 de abril, 769/2014, de 12 de enero de 2015, y 489/2015, de 15 de septiembre:

 

“…la actuación en el mercado de valores exige un conocimiento experto”

  

3.- Incumplimiento del deber de información al cliente minorista.

Como hemos indicado anteriormente, la venta de los Valores Santander debió estar precedida de una clara y detallada información por parte de la entidad.

En el momento de la contratación, según las exigencias legales:

“….debía suministrarse una explicación de las características del producto y de los riesgos inherentes al mismo, de manera detallada para que el cliente pueda tomar decisiones de inversión fundadas».

La complejidad de los Valores Santander exigía que el banco informara diligentemente a los clientes.

Debió explicar, con ejemplos claros, el funcionamiento del producto y los concretos riesgos que asume el cliente.

Entre otros, el riesgo de pérdida de capital, como efectivamente ocurrió.

Uno de los fundamentos clave en que nuestros Tribunales se basan para dar la razón a los clientes que reclaman Valores Santander es que:

La entidad no explicó, en absoluto, las condiciones en las que se iba a realizar el canje por acciones, ni los riesgos de pérdida del capital que ello conllevaba. 

 

Traemos a colación la Sentencia de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife de 27 de julio de 2015, que dispone:

 

                “ TERCERO: “…por mucho que (por el banco) se pretenda presentar su contenido (el del folleto) como una explicación clara del producto, no se encuentra redactado en términos tales que pudiera ser suficiente, por sí mismo y por sí solo, … los términos en que están redactados no es fácilmente comprensible para una persona de formación media (incluso este tribunal, de no haber obtenido las explicaciones del producto por medio de escritos de alegaciones  habría tenido alguna dificultad su exacta significación, y percatarse de los riesgos de la operación, …la relativa al canje y conversión de los bonos). Basta con examinar los términos en que se encuentran redactados los ejemplos de los escenarios posibles (en el folleto) para comprobar esa dificultad, sobre todo si el lector es una persona de escasa formación. “

 

En consecuencia, conforme a la jurisprudencia expuesta, puedes ejercitar una acción de indemnización de daños y perjuicios basada en:

  • Ausencia de un adecuado asesoramiento financiero, al tratarse de un producto ofrecido y contratado por la propia entidad.
  • Incumplimiento del deber de acreditar el perfil inversor del consumidor, dado que es un producto complejo difícil de entender si se carecen de conocimientos específicos.
  • Incumplimiento de los deberes de información clara, precisa y con la suficiente antelación de los riesgos inherentes al producto ofertado.

 

Todo ello, ha ocasionado a los minoristas perdidas en su inversión.

No olvides que el plazo para ejercitar esta acción es de 15 años.

 Si invertiste en Valores Santander, estas a tiempo de obtener una solución.

Contacta con nosotros.

Para reclamar los Valores Santander hay un plazo de prescripción del que te hablamos en este artículo.

Por tanto, si fuiste inversor en Valores Santander presta atención a todo lo que te comentamos a continuación.

En nuestro artículo “Valores Santander: Reclama daños y perjuicios” te dimos a conocer una buena noticia:

Los Tribunales abren una nueva vía de reclamación para los afectados por los Valores Santander: la indemnización de daños y perjuicios.

 

¿Qué ha ocurrido con los Valores Santander?

El Banco de Santander fue el encargado de ofrecer los Valores Santander a sus clientes, explicarles en qué consistían y posteriormente formalizar el contrato.

La entidad financiera estaba obligada a realizar un servicio de asesoramiento financiero adecuado a sus clientes.

Sin embargo, la entidad NO  cumplió estas obligaciones de asesoramiento impuestas en la Ley del Mercado de Valores.

Como consecuencia de dicho incumplimiento:

 

  • La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) considera los Valores Santander como un producto complejo, no adecuado para clientes sin conocimientos financieros.

Por ello, la CNMV impuso dos multas a la entidad financiera:

1.- Una por Infracción grave a la Ley del Mercado de Valores (LMV).

Basada en la falta de información necesaria a los clientes en el proceso de suscripción de la emisión de Valores Santander

2.- Otra por falta muy grave también a la LMV

Debido al incumplimiento de algunas de las obligaciones que regulan la relación entre banco y cliente.

Recientemente el Tribunal Supremo en Sentencia 526/2018 de 23 de marzo de 2018, Sala de lo Contencioso-administrativo, ha confirmado estas sanciones.

 

Un producto que requiere de un asesoramiento adecuado y previo a la contratación.

Los Tribunales españoles han manifestado reiteradamente que:

 “la información facilitada NO advirtió de forma clara y diáfana los riesgos que entrañaba la inversión en Valores Santander”. 

Por esta razón, vienen admitiendo la reclamación de daños y perjuicios sufridos por la inversión en Valores Santander.

 

Fundamento de la reclamación de daños y perjuicios

Esta reclamación se basa en el incumplimiento por parte del banco de los rigurosos deberes de información al cliente minorista antes de la contratación.

Nuestro Alto Tribunal basa la responsabilidad de la entidad financiera en:

“…el incumplimiento grave de aquellos deberes y obligaciones contractuales de información al cliente y de diligencia y lealtad respecto del asesoramiento financiero…”

La jurisprudencia del TS acepta la indemnización por responsabilidad contractual por defectuoso asesoramiento en la comercialización de productos financieros complejos.

Nuestros Juzgados y Tribunales están admitiendo la acción de indemnización de daños y perjuicios por falta de información precontractual en la compra de valores.

 

En consecuencia, ¿Que plazo tengo para reclamar Valores Santander?

El plazo aplicable es el de prescripción del artículo 1964 del Código Civil, de conformidad con la D.T. 5ª de la Ley 42/2015, en relación con el artículo 1939 del C.c.

Por tanto, el plazo para reclamar daños y perjuicios por los Valores Santander es el de 15 años.

En este sentido se pronuncia, entre otros, el Juzgado de Primera Instancia 1 de Santander, en Sentencia 157/2018 de 29 de junio:

“….podemos decir que a día de hoy el sentir mayoritario de la jurisprudencia es el que considera que el plazo de prescripción (…) aplicable a la acción de responsabilidad es el de 15 años que establecía con carácter general para el ejercicio de las acciones personales en el artículo 1.964 del Código Civil…”

¿Desde que fecha se cuenta este plazo?

Dicho plazo se empieza a contar desde la fecha de la suscripción de los Valores Santander, año 2007.

¿Que alega la entidad financiera sobre el nuevo plazo para reclamar Valores Santander?

La entidad financiera en oposición a esta vía de reclamación de daños y perjuicios sostiene que el plazo ha prescrito.

Se basan en el artículo 945 del Código de Comercio que dispone que

«La responsabilidad de los agentes de Bolsa, corredores de comercio o intérpretes de buques, en las obligaciones que intervengan por razón de su oficio, prescribirá a los tres años».

 

Sin embargo, la jurisprudencia mayoritaria considera que ese plazo de prescripción de 3 años no es aplicable al caso que nos ocupa.

La actuación del Banco no es equiparable a la que tenían los Agentes de Bolsa, pues al colocar sus propios productos (en este caso los Valores Santander) no lo hace como mediador de nadie.

Conclusión: Hasta el año 2022 puedes reclamar daños y perjuicios por tu inversión en Valores Santander.

 

Estas a tiempo, recupera tu dinero. Contacta con nosotros y te asesoraremos.

El Supremo da la razón a los prestatarios y obliga a los bancos a devolver el impuesto de las hipotecas a los clientes.

 

La Sentencia declara que los obligados al pago del impuesto de las hipotecas (IAJD) son los bancos, no los prestatarios.

 

La decisión del Alto Tribunal es contundente. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo en Sentencia de 16 de octubre de 2018 dispone:

“el sujeto pasivo en el impuesto sobre actos jurídicos documentos cuando el documento sujeto es una escritura pública de préstamo con garantía hipotecaria es el acreedor hipotecario, no el prestatario”

 

Con esta nueva doctrina, la Sala de lo Contencioso-administrativo cambia su criterio anterior.

 

Comenzamos haciendo una referencia a este criterio anterior para entender mejor el actual.

Criterio anterior de la Sala de lo Contencioso-administrativo: El obligado al pago del IAJD es el prestatario

La jurisprudencia de la Sala Tercera de lo Contencioso-administrativo  del Tribunal Supremo venia manifestando que el sujeto pasivo del IAJD era el prestatario.

Reiteradamente la Sala Tercera del TS ha insistido en que el prestatario es el que ostenta la condición de sujeto pasivo.

Esta doctrina jurisprudencial se basa en tres proposiciones:

 

  • El hecho imponible, es decir el préstamo hipotecario, es único.

Por tanto, el “único sujeto pasivo posible es el prestatario, conforme al art. 8º.d), en relación con el 15.1 del Texto Refundido ITP y AJD».

  • Apartado 1 del artículo 68 del Reglamento del Impuesto:

Será sujeto pasivo el adquirente del bien o derecho…

El derecho, a que se refiere este apartado, es el préstamo que se refleja en la escritura de hipoteca.

  • Apartado 2 del citado artículo 68 que añade:

          «Cuando se trate de escrituras de constitución de préstamo con garantía se considerara adquirente al prestatario».

En suma, según el criterio anterior, el artículo 68.2 del Reglamento tiene un gran valor interpretativo.

Criterio de la Sala Primera de lo Civil del TS.

La Sala de lo Civil del TS en Sentencia de 23 de diciembre de 2015 calificaba como abusiva la cláusula que imputaba el pago del impuesto devengado en un préstamo hipotecario al prestatario.

En consecuencia, estimaba que el obligado al pago del IAJD era el banco.

Sin embargo, en las dos últimas sentencias de 15 de marzo de 2018, ha corroborado la doctrina mantenida, hasta ahora, por la Sala de lo Contencioso.

En la mencionada sentencia, la Sala Primera declara que el obligado al pago del impuesto de las hipotecas es el prestatario.

 

Nuevo criterio de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TS: El obligado al pago del IAJD es el banco.

 En la reciente sentencia de 16 de octubre, la Sala Tercera del Tribunal Supremo interpreta el Texto Refundido de la LITP y AJD y su Reglamento y señala los siguientes razonamientos:

  • En las escrituras de préstamo hipotecario, el negocio jurídico inscribible es la hipoteca.
  • El único interesado en otorgar escritura de hipoteca es la entidad financiera.
  • Asimismo, los bancos son los interesados en inscribir dichas hipotecas en el Registro de la Propiedad, para poder ejercitar la acción ejecutiva hipotecaria en caso de incumpliendo por parte del prestatario.
  • Es precisamente la inscripción de la hipoteca lo que genera la liquidación del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.
  • Recuerda el Supremo que, el hipotecante puede ser el propio prestatario o un tercero (hipotecante no deudor, que solo responde con el bien hipotecado), y se estaría exigiendo el impuesto a una persona totalmente ajena.
  • Por tanto, el artículo 68.2 del Reglamentocuando se trate de escrituras de constitución de préstamo con garantía se considerara adquirente al prestatario”, no tiene el carácter interpretativo que le otorgaba la jurisprudencia que se modifica.

Conclusiones del Tribunal Supremo:

  •  El  obligado al pago  del IAJD en las escrituras de préstamo con garantía hipotecaria es la entidad financiera y no el prestatario. 

 

  • Declara ilegal el artículo 68.2 del Reglamento:

cuando se trate de escrituras de constitución de préstamo con garantía se considerara adquirente al prestatario”

Considera el Supremo que se trata de un evidente exceso reglamentario que hace ilegal la previsión contenida en el mismo.

 

Probablemente esta nueva doctrina del Supremo tenga mayor repercusión que la nulidad de la cláusula suelo.

El número de afectados es mayor, al tratarse de cualquiera que haya suscrito una escritura de préstamo hipotecario.

Te ofrecemos nuestra experiencia en derecho bancario para recuperar tu dinero.

¿Cuánto cuesta reclamar los gastos de hipoteca con Rodriguez Hermosilla abogados?

Entendemos que estamos ante una grave problema que afecta fundamentalmente a personas y familias que se vieron engañados por su banco ante la necesidad de adquirir una vivienda. Por esta razón te facilitamos la oportunidad de recuperar tu dinero de forma totalmente gratuita.

La demanda ante los tribunales, se plantea de forma individualizada. Huimos de las demandas colectivas.

  • Provisión de fondos. Honorarios de Abogado y Procurador Cero Euros (0 €). No deberá abonar ninguna cantidad a lo largo de la tramitación de su procedimiento judicial.
  • En caso de Sentencia Favorable: Los honorarios de abogado y procurador serán abonados por el banco (costas del procedimiento más intereses legales en su caso). El cliente recuperará el 100% de los gastos de constitución de hipoteca abonados de más y concedidos en Sentencia.
  • En caso de sentencia desfavorable, Vd, no tendrá que pagar nada, ni a su abogado, ni a los abogados del Banco. El Despacho se hace cargo del pago de las Costas.

Tenemos una buena noticia para los inversores en Valores Santander:

Los juzgados y tribunales españoles están admitiendo la indemnización de daños y perjuicios sufridos por la inversión.

Seguro que has oído que ya no se pueden reclamar los Valores Santander porque ha caducado la acción de nulidad.

A pesar de ello, a través de esta nueva vía de reclamación,  estás a tiempo de ser indemnizado.

Te explicamos en que se han basado los tribunales españoles para dar, una vez más, la razón a los consumidores.

 

¿Cómo se han planteado las demandas judiciales hasta ahora?

El fundamento principal de las reclamaciones  de Valores Santander es la falta de asesoramiento previo y  detallado  al contratar el producto.

La mayoría de afectados por los Valores Santander que, hasta la fecha han reclamado judicialmente, ejercitaron dos acciones:

  • Acción principal: Nulidad o anulabilidad por vicio del consentimiento.
  • Acción subsidiaria (para el supuesto de no ser admitida la anterior): Indemnización de daños y perjuicios.

¿Ha caducado la acción de nulidad?

 La que, hasta ahora, se venía formulando como acción principal (nulidad por vicio del consentimiento) tiene un plazo de caducidad de 4 años.

Dicho plazo se empieza a contar desde la fecha en que los Valores Santander se convirtieron en Acciones Santander: 4 de octubre de 2012

En consecuencia, la acción de nulidad está caducada desde el 4 de octubre de 2016.

Por esta razón habrás oído decir que ha caducado la acción para reclamar los Valores Santander.

 

¿Qué ha ocurrido con la acción subsidiaria de indemnización de daños y perjuicios?

 

En base a lo expuesto, si la demanda se presentó después del día 4 de octubre de 2016, los juzgados desestiman la acción principal de nulidad al estar caducada.

Pero tranquilo, son muchos los tribunales españoles que han estimado la acción subsidiaria de indemnización de daños y perjuicios.

  • ¿En que se basan los juzgados para admitir la indemnización de daños y perjuicios?

Se basan en la falta de asesoramiento adecuado por parte del banco a los clientes minoristas en la fase de suscripción de los valores. Es decir, que el banco no facilitó al cliente toda la información necesaria para tomar una decisión consciente de los riesgos de la contratación de Valores Santander.

 

  • ¿Cuál es la consecuencia de la ausencia de información precontractual?

La indemnización al inversor perjudicado de los daños y perjuicios sufridos.

 

Concretamente, la Sentencia 51/2018 de 20 de marzo de 2018 de la Audiencia Provincial de Badajoz dispone:

 

“La indemnización por responsabilidad contractual por defectuoso asesoramiento en la comercialización de productos financieros complejos está ya aceptada de modo pacífico por la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Por citar una de las recientes, nos podemos remitir a la sentencia 81/2018, de 14 de febrero.

Se acepta que el incumplimiento de los deberes de información por la entidad financiera puede dar lugar no solo a la anulabilidad del contrato por error vicio en el consentimiento, sino también a una indemnización por incumplimiento contractual. Aunque no es motivo para la resolución, sí puede justificar, con fundamento en los artículos 1101 y 1106 del Código Civil, una indemnización por los daños provocados al cliente por la contratación del producto a consecuencia de una incorrecta información precontractual o un indebido asesoramiento”.

Quiere esto decir que ¿puedo reclamar daños y perjuicios si todavía no lo he hecho?

 

, estas a tiempo de reclamar los perjuicios sufridos por tu inversión en Valores Santander.

Esta nueva vía abierta por los tribunales, te permite ejercitar una acción de indemnización de daños y perjuicios por incumplimiento de los deberes de información por parte del banco.

Aunque tu entidad te diga que recibiste información adecuada y fuiste debidamente asesorado al invertir en Valores Santander, RECLAMA. Recupera ahora el dinero invertido en Valores Santander.

Nuestros tribunales han manifestado reiteradamente que la información facilitada NO advirtió de forma clara y diáfana los riesgos que entrañaba la inversión en Valores Santander. 

No lo dejes para más tarde. Contacta con nosotros e iniciaremos los trámites para solicitar la indemnización que te corresponda por la inversión en Valores Santander.

Si en el año 2007 buscabas un producto rentable para depositar tu dinero en un plazo fijo seguro y compraste en el Banco Santander (lo que se denomina VALORES SANTANDER), te interesa seguir leyendo este artículo.

Ya te adelantamos que, en palabras de nuestro Tribunal Supremo “los Valores Santander merecen la calificación de complejos y arriesgados”

Seguramente, cuando fuiste a tu entidad para preguntar por algún plazo fijo o producto con el que asegurarte una buena rentabilidad, te ofrecieron los llamados Valores Santander.

Probablemente, confiado en que estabas operando con una fuerte entidad bancaria, lo que no ponemos en duda, te decidiste por adquirir este producto tan complejo sin conocer los riesgos que, realmente, entrañaba.

La operación se calificó como “emisión dirigida a minoristas” cuando, en realidad, es un producto financiero que requiere de un alto grado de experiencia como inversor.

Sin embargo, en su mayoría, los inversores fueron particulares, sin experiencia alguna en la materia y sin intención de hacer una inversión compleja poniendo en riesgo su dinero.

Si invertiste tus ahorros en este producto y, en el momento de la contratación, no se realizó por parte de la entidad un estudio detallado de tu perfil como inversor, ni fuiste debidamente informado de los riesgos que conlleva, estas en tú derecho de reclamar la devolución de la inversión realizada.

¿Qué eran los Valores Santander?

Podemos comenzar diciendo que se trataba de un préstamo de 7.000 millones de euros que el Banco de Santander solicitaba a sus clientes para financiar la compra del banco holandés ABN AMRO.

El Consorcio bancario formado por Banco de Santander, Royal Bank of Scotland y Fortis lanzó una oferta pública para la adquisición de la entidad financiera ABN AMRO.

El Banco de Santander, para financiar esta operación, emitió un producto denominado “Valores Santander” el 04 de octubre de 2007.

Dicho producto consistía en bonos convertibles en acciones del Banco de Santander.

¿Cómo se comprometió Banco Santander a devolver este préstamo?

La emisión de este producto estaba directamente vinculada al resultado de la operación de compra de la entidad ABN AMRO:

a) Si la compra no se realizaba, los Valores Santander se hubieran amortizado un año después, el 4 de octubre de 2008, devolviendo a quienes hubieran adquirido dichos Valores el importe invertido más un interés fijo del 7,30%.

b) Si se efectuaba la adquisición de ABN AMOR, como realmente ocurrió, los valores emitidos se convertían en obligaciones necesariamente convertibles en acciones de Banco de Santander a un precio fijado el día de su contratación.

¿Cuál sería la retribución de dichas obligaciones?

Dichas obligaciones devengarían:

  • un interés fijo del 7,30% el primer año y
  • un interés variable del 2,75% más el Euribor en los años sucesivos, hasta su necesaria conversión en acciones.

¿Cuándo se produciría la conversión de las obligaciones en acciones?

Una vez convertidos los Valores Santander en obligaciones, la conversión en acciones se produciría:

  • Voluntariamente, a solicitud del inversor anualmente.
  • Obligatoriamente, transcurridos 5 años desde la emisión del producto, en octubre de 2012.

¿Cuáles son los riesgos de este producto?

  1. En primer lugar destacar, que se trata de un producto complejo que requiere una alta experiencia como inversor financiero.
  2. En la mayoría de los casos no se facilitó la información adecuada para conocer con exactitud el riesgo que el inversor asumía.
  3. Llegado el vencimiento no se devuelve al inversor el capital invertido, sino acciones.
  4. El valor de la acción estaba fijado el día de su contratación. Esto significa que el valor de la acción no será el precio de mercado a la fecha de vencimiento, sino el que tenía el día de su adquisición.

¿Qué ocurrió a la fecha de vencimiento el 4 de octubre de 2012?

El valor de la acción se fijó en 12,96 euros cada una. El día 4 de octubre de 2012 las acciones cotizaban a menos de 6 euros la acción.

En consecuencia, el cliente cobró con acciones sobre valoradas perdiendo dinero.

¿Podemos recuperar tu dinero?

Si has sido uno de los inversores afectados por este producto tan complejo, no tienes una formación financiera adecuada, puedes recuperar tu dinero.

En un próximo artículo entraremos de lleno en las formas de reclamación y acciones judiciales.

No dudes en contactar con nosotros, somos expertos en derecho bancario.

El Tribunal Supremo matiza la doctrina establecida previamente en la Sentencia núm. 323/2015, de 30 de junio, sobre hipoteca multidivisa, declarando el Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo, en Sentencia 608/2017, de 15 de noviembre:

“El préstamo hipotecario en divisas no es un instrumento financiero regulado por la Ley del Mercado de Valores.

Ello no excluye la sujeción de las entidades financieras que conceden estos préstamos a las obligaciones de información que establecen las normas de transparencia bancaria y las de protección de consumidores y usuarios, en los casos en que el prestatario tiene la consideración legal de consumidor”.

¿Cómo se pronuncia la jurisprudencia menor tras la Sentencia del TS de 15 de noviembre de 2017?

A partir de la doctrina establecida en la mencionada Sentencia del Alto Tribunal, las resoluciones judiciales están siendo muy claras y condenan a las entidades bancarias en los supuestos en que la cláusula multidivisa no supera el control de transparencia exigido por la normativa de protección de consumidores y usuarios, y en concreto a la Directiva 93/13/CEE sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores.

Veamos algunas de estas resoluciones:

Sentencias favorables de hipoteca multidivisa:

Sobre falta de transparencia y abusividad de la cláusula multidivisa:

  • Audiencia Provincial de Valladolid, Sección 3ª, Sentencia 49/2018 de 6 de Febrero de 2018.

“…lo verdaderamente relevante a los efectos de la nulidad interesada por la parte demandante consiste en determinar si dicha opción o clausulado multidivisa fue predispuesta por el banco demandado, es decir, no fue objeto de una particular e individualizada negociación con el demandante -prestatario, y si este, en cuanto consumidor medio sin especiales conocimientos financieros, recibió una información previa, veraz, adecuada y suficiente sobre dicho producto a fin de que estos pudiera comprender el alcance y la trascendencia jurídica y económica del mismo, sus riesgos implícitos y las pérdidas que podría conllevar su contratación por las oscilaciones del tipo de interese y cotizaciones de la divisa.

Y en este caso el banco demandado no ha conseguido demostrar ni una cosa ni la otra.

  • Audiencia Provincial de Madrid, Sección 10ª, Sentencia 58/2018 de 9 Febrero de 2018,

“…en modo alguno puede concluirse que se haya facilitado a los clientes la información por escrito necesaria a los prestatarios con carácter previo a la suscripción del préstamo, particularmente, no se les facilitó folleto informativo alguno, ni oferta vinculante, como tampoco se efectuaron simulaciones…”

  • Audiencia Provincial de Toledo, Sección 2ª, Sentencia 101/2018 de 13 Mar. 2018

“…Coincide la Sala con la valoración efectuada por el Juez a quo, de que las cláusulas multidivisa no superan la aplicación del control de trasparencia atendiendo al perfil de la contratante… El standard a exigir en la obligación de transparencia ha de ser muy alto e impone para la validez de determinadas cláusulas dar al consumidor escenarios simulados previsibles favorables y desfavorables además de ofrecer un coste comparativo con otras modalidades de préstamo con garantía hipotecaria, sin que la entidad demandada haya acreditado haber cumplido con este estándar, por lo que, no constando documentalmente acreditado, ….concluyendo que no puede entenderse cumplida la obligación debiendo responder por omisión la entidad demandada/apelante….”
Si deseas conocer más sobre la nulidad de la cláusula multidivisa, consulta nuestro artículo “Cómo saber si una hipoteca multidivisa es nula”.

Sobre la no caducidad ni prescripción de la acción para reclamar la nulidad:

  • Audiencia Provincial de Valladolid, Sección 3ª, Sentencia 78/2018 de 12 Feb. 2018,

“…En definitiva, siendo la acción de nulidad absoluta la efectivamente ejercitada, hemos de concluir que la misma no está sometida a plazo alguno para su ejercicio, por lo que no se le aplica el plazo de caducidad de los cuatro años previsto en el artículo 1301 del CC, más propio de las acciones de anulabilidad de los contratos, entre otras causas por error o vicio del consentimiento…. Esta ausencia de plazo de caducidad es coherente, por otra parte, con el sistema instaurado por la Ley de Condiciones Generales de Contratación, ya que la declaración de nulidad, según los arts. 9 y 10 de la LCGC, de pleno derecho o absoluta… “

  • Audiencia Provincial de Valencia, Sección 9ª, Sentencia 60/2018 de 1 Feb. 2018.

“…Confunde la parte la acción de nulidad de pleno derecho de la estipulación por motivo de su carácter abusivo (art. 83 LGDCyU y art. 6.2 CC, que por su propia naturaleza carece de plazo alguno de caducidad o de prescripción), con la acción de nulidad por vicio de consentimiento que, conforme al art. 1301 CC está sometida a plazo de caducidad de cuatro años (acción a la que se refiere la tan reiterada sentencia del Tribunal Supremo de 12 de enero de 2015 ). La primera es la principalmente ejercitada y la estimada por la sentencia, por lo que es ociosa cualquier referencia a la caducidad…”

Te invitamos a que leas nuestro artículo “Plazo para reclamar la nulidad parcial de la hipoteca multidivisa”.

Sobre la intervención en la escritura del Notario autorizante del préstamo:

  • Audiencia Provincial de Madrid, Sección 11ª, Sentencia 128/2018 de 12 Abr. 2018.

“…Alega BANKINTER que la escritura de préstamo se otorgó ante notario y que contenía información adecuada sobre la naturaleza del préstamo y los riesgos asociados al mismo,… Pero la actuación del fedatario no garantiza la comprensibilidad real ni el control y cumplimiento del esencial deber de facilitar información clara y cumplida, sobre lo que advierte la Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de noviembre de 2017 recogiendo resoluciones anteriores: » En la sentencia 464/2013, de 8 de septiembre , declaramos que la lectura de la escritura pública y, en su caso, el contraste de las condiciones financieras de la oferta vinculante con la del respectivo préstamo hipotecario, no suplen por sí solos el cumplimiento del deber de transparencia».

  • Audiencia Provincial de Valencia, Sección 9ª, Sentencia 83/2018 de 6 Feb. 2018.

“…No consta entrega a los prestatarios de oferta vinculante del contrato… Que el fedatario en la escritura mencione que la entidad le ha trasladado la oferta vinculante no significa que Bankinter se la entregase a los prestatarios.»

Consulta nuestro artículo “Intervención notarial en la hipoteca multidivisa”.

Sobre normativa aplicable a la hipoteca multidivisa:

  • Audiencia Provincial de Madrid, Sección 12ª, Sentencia 182/2018 de 10 Mayo 2018

“….CUARTO.- Superado ya el tratamiento de la multidivisa como un derivado financiero (tesis sustentada en la Sentencia del Tribunal Supremo de 30 de junio de 2.015 , y que, raíz de la STJUE de 3 de diciembre de 2.015 (asunto C-312/14 ) habría que considerar fuera de la normativa MIFID, como reconoce ya la Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de noviembre de 2.017 ) serían en todo caso aplicables (tal y como ya señaló la Sentencia de la Sección de la Sección 13ª de esta Audiencia de 12 de septiembre de 2.016 , siguiendo la Sentencia de esa misma Sección de 28 de marzo de 2.016 (Ponente Sr. De Bustos) las siguientes:

  1. La Ley 26/1984, de 19 de julio, para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, en las reformas efectuadas, con anterioridad a la perfección del contrato.
  2. La Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre Condiciones Generales de la Contratación (artículos 1, 2 , 5 , 6 , 7 , 8 y Disposiciones Adicionales Primera y Segunda, que modifican la Ley 26/1984 y la legislación hipotecaria). Aplicación refrendada la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013.
  3. La Ley 26/1988, de 29 de julio, sobre Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito (artículo 48.2 ), modificado por las Leyes 44/2002, de 22 de noviembre y 41/2007, de 7 de febrero (…)
  4. La Orden de 5 de mayo de 1994, sobre transparencia de condiciones de los préstamos hipotecarios, que complementa la de 12 de diciembre de 1989 (…)
    A lo que añadíamos, en nuestra Sentencia de 18 de enero de 2.017, que el hilo conductor de todas esas disposiciones, es sin duda, la Directiva 93/13, respecto de la cual la propia Sentencia del Tribunal Europeo de 3 de diciembre de 2.015 recuerda su aplicabilidad al caso (parágrafo 48).
    Y, en fin, aunque no existiera tan específica normativa, aun juzgando el comportamiento esperable de las partes desde la perspectiva de la lealtad, ínsita en el deber de buena fe ( artículo 7 del Código Civil ), sería exigible el deber de información….”

Son muchas las resoluciones judiciales que han adoptado su criterio a la doctrina establecida en la reiterada Sentencia del TS de 15 de noviembre de 2017.

Ponte en contacto con nosotros, somos especialistas en derecho bancario.

Es muy probable que, si has reclamado en tu banco la nulidad parcial de tu hipoteca multidivisa, hayan rechazado la petición alegando que el notario te informó de las clausulas el día de la firma de la escritura de préstamo.

Si te encuentras en esta situación y tu banco no te informó antes de la firma de la escritura detalladamente de las consecuencias económicas de la cláusula multidivisa, estás en tu derecho de iniciar una reclamación judicial.

Como os hemos informado en otros artículos sobre hipoteca multidivisa, la Sentencia 608/2017, de 15 de noviembre del Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo ha declarado la nulidad parcial de la hipoteca multidivisa por falta de transparencia. Es decir por falta de información previa, adecuada y precisa, por parte de la entidad bancaria.

A partir de esta resolución del Supremo, han sido muchos los procedimientos judiciales que se han instado por parte de los perjudicados por este producto tan arriesgado.

En oposición a estos procedimientos, las entidades bancarias alegan la intervención del notario autorizante de la escritura de hipoteca para justificar su falta de información precontractual.

¿Es suficiente la intervención notarial en hipoteca multidivisa como prueba para acreditar la transparencia exigida?

La respuesta es NO.

Para que la cláusula multidivisa de tu hipoteca pueda tener alguna validez, el banco debe haberte informado con antelación, de forma clara y comprensible, sobre las consecuencias de uso de esta cláusula.

La carga de la prueba de la existencia de la información precontractual corresponde a la entidad bancaria que concedió el préstamo, la intervención del notario NO convalida la ausencia de dicha información precontractual.

¿Qué opina el Tribunal Supremo sobre la intervención notarial en la escritura de préstamo multidivisa?

La citada Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de noviembre de 2017 aborda también el tema de la intervención notarial en la escritura de hipoteca multidivisa.

Alegaciones de la entidad demandada.

En el caso debatido, en la citada sentencia, la entidad bancaria alegó que en la escritura de préstamo otorgada ante notario:

  • existía  información sobre la naturaleza del préstamo y los riesgos asociados al mismo.
  • que los prestatarios manifestaron conocer los riesgos de cambio de moneda que conllevaba el préstamo,
  • que los prestatarios asumían los riesgos derivados de estar representado el préstamo en divisa,
  • y reconocían haber recibido la información necesaria para la evaluación de dichos riesgos, por parte de la entidad demandada.

Respuesta del Tribunal Supremo.

El Alto Tribunal responde a dichas alegaciones en los siguientes términos:

  • Lectura de la escritura pública y afirmación del Notario de no existir discrepancias entre la oferta vinculante y el contenido de la escritura:   no suplen por sí solos el cumplimiento del deber de transparencia.

Esto solo puede significar que el banco exhibió al notario una oferta vinculante, pero no que la entregara al prestatario en el momento de la contratación, anterior a la fecha de otorgamiento de

la escritura. Por supuesto, el Supremo no desautorizada la intervención notarial pero entiende que por sí sola  no puede suplir la información precontractual que hubiera permitido al consumidor elegir entre otras opciones.

  • Respecto al momento de la intervención notarial: estima el Tribunal Supremo que  no es el más adecuado para que el  prestatario revoque su decisión de concertar el préstamo.
  • Necesidad de información precontractual: Solo en el supuesto de que el banco haya facilitado una información precontractual adecuada, la intervención notarial sirve para complementar la información recibida por el consumidor sobre la existencia y trascendencia de la cláusula multidivisa.

 

Conclusión: La intervención notarial por sí sola no puede sustituir la necesaria información precontractual, fundamental para que el consumidor pueda comprender las cargas económicas y la situación jurídica que para él resultan de las clausulas predispuestas por el banco, como es la multidivisa.

 

La clave del éxito de tu reclamación es el adecuado asesoramiento por expertos en derecho bancario. Contacta con nosotros y atenderemos encantados.

Si eres titular de una hipoteca multidivisa, responde a estas preguntas:

  • ¿El banco te informó adecuadamente de los riesgos de la fluctuación de la divisa contratada, del incremento de las cuotas y el aumento del capital pendiente?
  • ¿Fuiste informado de la posibilidad de vencimiento anticipado del préstamo por parte del banco a pesar de no incurrir en incumplimiento contractual por tu parte?
  • ¿Te dio la entidad bancaria la oportunidad de comparar otras ofertas de préstamo?

Si las respuestas son negativas, te interesa seguir leyendo porque eres uno de los afectados por este tipo de préstamo hipotecario, un producto financiero de gran complejidad.

Nuestro Tribunal Supremo ha declarado la nulidad parcial de la hipoteca multidivisa por esa falta de información a la hora de la contratación (Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de noviembre de 2017). Esta nulidad parcial supone la eliminación de las referencias a la denominación en divisas del préstamo, que queda como un préstamo concedido en euros y amortizado en euros.

Esta resolución del Alto Tribunal deja claro que estos préstamos son abusivos si el consumidor no fue adecuadamente informado de los riesgos que conlleva su contratación

Te invitamos a que visites nuestros artículos sobre hipoteca multidivisa para que conozcas cómo puedes hacer valer tus derechos si has contratado este producto financiero sin la debida información precontractual por parte de la entidad financiera.

  1. Cómo reclamar la nulidad de la hipoteca multidivisa.
  2. Riesgos de contratar una hipoteca multidivisa.
  3. Criterios para identificar la cláusula multidivisa nula.
  4. El Supremo declara nula la multidivisa por falta de transparencia.
  5. Cómo probar la nulidad parcial de la hipoteca multidivisa.

Hoy nos vamos a centrar en dar respuesta a  dos cuestiones que muchos afectados se están preguntado:

  1. ¿Existe plazo para reclamar la nulidad de la cláusula multidivisa?

Con el fin de evitar que prospere una reclamación judicial de nulidad parcial de hipoteca multidivisa, las entidades bancarias han venido invocando el artículo 1301 del Código Civil que dispone “La acción de nulidad sólo durará cuatro años”.

Sin embargo, los Juzgados y Tribunales entienden que la acción de nulidad parcial de las clausulas perjudiciales para los consumidores no están sujetas a plazo alguno.

El pasado día 20 de septiembre de 2017 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) determinó que las hipotecas multidivisa pueden ser abusivas cuando el prestatario no haya sido debidamente informado de los riesgos que conlleva contratar este tipo de productos. Al estimar que las clausulas son abusivas por falta de información y transparencia, la nulidad es radical y de pleno derecho y, en consecuencia, no prescribe ni caduca nunca la acción para su reclamación.

Asimismo, nuestro Tribunal Supremo adopta la doctrina establecida por el TJUE a nuestra jurisprudencia (Sentencia 15 de noviembre de 2017) ampliando el plazo de ejercicio de la acción de nulidad de la cláusula multidivisa y despareciendo el riesgo de la caducidad de la acción.

Por tanto, los afectados por este producto financiero podrán ejercitar sus derechos aun cuando hayan transcurrido cuatro años desde la formalización del contrato.

 

2. ¿Podemos reclamar la nulidad de la cláusula multidivisa si la hipoteca está cancelada o ejecutada?

La respuesta es afirmativa.

Al no existir plazo alguno para el inicio de la acción por ser nula la cláusula multidivisa por falta de transparencia, incluso las hipotecas multidivisa cancelada o ejecutada podrán ser objeto de reclamación.

Lo que es abusivo no puede quedar convalidado aunque se haya cancelado o ejecutado.

Los perjudicados por estas cláusulas multidivisa podrán reclamar en cualquier momento su nulidad en base a la falta de información precontractual precisa y adecuada, que es el punto determinante a analizar en cada caso concreto.

Si eres uno de los afectados por este complejo producto financiero, te aconsejamos que inicies tu reclamación lo antes posible, a pesar de no existir plazo de prescripción o caducidad, a fin de evitar males mayores.

Contacta con nosotros, nuestra experiencia en derecho bancario y en hipotecas multidivisa son el aval del éxito de tu reclamación.

 

 

1 2 3 5